Excesos en vacaciones

alimentación-vacaciones

Las vacaciones son para desconectar, dedicarnos tiempo a nosotros y a los que queremos, divertirnos, conocer nuevos lugares y darnos algún capricho. Pero, ¿qué ocurre cuando los caprichos se transforman en excesos? ¿Se pueden evitar?

Si comemos saludable y somos conscientes de los alimentos que mejor nos sientan, es normal que durante las vacaciones no queramos renunciar a ese bienestar y que no queramos caer en excesos que repercutirán en nuestra salud. Por eso, intentaremos seguir cuidándonos teniendo en cuenta que las pautas que llevamos a cabo en el día a día puede que no se cumplan.

Estas recomendaciones te ayudarán a evitar los excesos en vacaciones para que vuelvas tan bien o mejor que cuando te fuiste 😉

– No dejarse llevar. Sí, todo es apetecible y tenemos más tiempo libre pero, viajes donde viajes, seguro que podrás comer saludable y de forma equilibrada.

– Hacer la compra. Aprovecha para comprar fruta de temporada que te ayude a saciar el hambre que aparece a media mañana y por la tarde. Además, te refrescará y podrás transportarlo a cualquier parte.

– Recordar lo conseguido durante el año. Esto te animará a querer seguir sintiéndote bien.

– No dejar la actividad. Ya sea con amigos o con la familia, aprovecha para practicar algo de ejercicio al aire libre o dar buenos paseos. ¡Os lo pasaréis bien!

– Estar tranquilo es uno de los objetivos de las vacaciones y, si se cometen excesos, la alimentación puede jugar en nuestra contra: digestiones pesadas, dificultad para conciliar el sueño, dolores…

– No obsesionarse. Evitar cometer excesos no significa que no puedas darte un capricho pero no lo conviertas en un hábito.

Últimas entradas de Clínica Omega Zeta (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.