gota tratamiento

Enfermedades inflamatorias: la gota

La gota es un tipo de artritis que está caracterizada por la rigidez, inflamación y dolor en las articulaciones. ¿Por qué se produce y cómo se puede tratar?

La gota es uno de los trastornos metabólicos más comunes, siendo también una causa de la artritis. Este trastorno se produce por el aumento de ácido úrico en sangre y su acumulación. Este ácido surge por la descomposición de unas sustancias llamadas purinas, las cuales se encuentran en todos los tejidos del cuerpo así como en muchos de los alimentos. Normalmente, el ácido úrico se disuelve en la sangre, pasando por los riñones y siendo expulsado a través de la orina. Pero si este procedimiento no se ve completado con normalidad, se produce una acumulación en cristales, lo cual resulta muy doloroso, y causa problemas en articulaciones o en los riñones.

Síntomas de la gota

Con mayor frecuencia, el primer ataque de gota suele ocurrir en el dedo gordo del piel, en el que se produce una inflamación y dolor agudo. También puede afectar a tobillos, talones, rodillas, muñecas, dedos y codos.

Causas de la gota

Se cree que existe un componente genético que predispone a los ataques de gota, así como una alteración en los procesos de eliminación del ácido úrico o un exceso de producción. Es más común en hombres, con antecedentes familiares, sobrepeso y que consume alcohol y/o alimentos ricos en purinas.

Cómo actuar

Ante un ataque de gota es importante acudir a un especialista que diagnostique y determine el tratamiento. Este último suele ser farmacológico, pero también puede complementarse con terapias holísticas que ayuden a actuar sobre el desencadenante y no sólo sobre el síntoma. En Clínica Omega Zeta realizamos una valoración minuciosa del estado funcional del paciente con el objetivo de mejorar tanto la salud como la calidad de vida del paciente, ofreciendo un tratamiento individualizado desde un abordaje multidisciplinar.

Alimentación

Durante los ataques agudos de gota se recomienda disminuir al máximo el aporte de purinas y moderar el consumo de grasas, ya que éstas pueden inhibir la eliminación de ácido úrico. La alimentación deberá basarse, en mayor cantidad, en alimentos ricos en hidratos de carbono.

Prevención

Para prevenir la gota, también puede ser útil ajustar los hábitos, ya que el estilo de vida es un factor importante que puede predisponer a su desarrollo o a su mayor incidencia en la salud.

Una de las primos hábitos a revisar es la alimentación, teniendo en cuenta que hay alimentos que son más ricos en purinas. Estos son los que tienen origen animal, pescados azules, maricos, legumbres, espárragos o coliflor.

El Prof. Pere Gascón es en la actualidad Director del Laboratorio de Oncología Molecular y Translacional y, Consultor senior del Departamento de Hematología-Oncología en el Hospital Clínic de Barcelona. Está certificado por la American Board of Internal Medicine en Medicina Interna, Hematología y Oncología Médica.Se formó en la New York University Medical Center (New York), en los National Institutes of Health (NIH-Bethesda), y en laWashington University (St. Louis). Actualmente es oncólogo y Director médico de la Clínica Omega Zeta. En 1995 recibe el Laureate Award por la American College of Physicians.En 1998 es elegido entre The Best Doctors in America.
Dr. Pere Gascon

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.