deficit de oligoelementos

Déficit de oligoelementos, ¿cómo detectarlo?

Los oligoelementos son componentes que resultan imprescindibles para el buen funcionamiento de las células y los procesos orgánicos. ¿Cómo detectar un déficit de ellos?

 

Las funciones digestiva, muscular, respiratoria y neurovegetativa necesitan de oligoelementos para realizar adecuadamente sus procesos. Estos componentes no son producidos por el propio organismo, por lo que es necesario que su aportación sea de forma diaria a través de la alimentación.

Tanto la carencia como el exceso de los oligoelementos puede resultar muy perjudicial, puesto que cada uno tienen una función esencial que ayuda a que el organismo funcione en óptimas condiciones. Entre los más esenciales se encuentran el zinc, el hierro, el cobre, el yodo, el flúor, el manganeso, el silicio o el litio.

¿Por qué se produce un déficit de oligoelementos?

Los oligoelementos se pierden en forma diaria a través de la orina, transpiración y de las heces. Pero también se ven afectados por determinadas etapas de la vida (crecimiento, embarazo, vejez), enfermedades, estrés o una incorrecta alimentación, los cuales pueden crear un déficit de determinados oligoelementos. Por eso es tan importante llevar a cabo una dieta equilibrada con el fin de prevenir trastornos y enfermedades, asegurando a nuestro organismo todos los componentes que necesita para su funcionamiento (grasas, nutrientes y oligoelementos).

Además, si se complementa la alimentación con el oligoelemento o los oligoelementos deficitarios antes de que la enfermedad cause daños irreversibles, se reequilibra el metabolismo y, por lo tanto, se vuelve a recuperar la salud o se frena su evolución.

Emplear los oligoelementos para restaurar el equilibrio

A continuación enumeramos algunas de las relaciones entre los oligoelementos más importantes y ciertas enfermedades. Hay que tener en cuenta de que es necesario un diagnóstico de un especialista médico antes de utilizar cualquier oligoelemento.

Zinc

Este oligoelemento interviene, entre otros, en procesos inmunitarios y del metabolismo. Es de utilidad en los trastornos relacionados con la fertilidad, así como en casos dermatológicos (acné) o desequilibrio en el gusto o el olfato.

Cobre

Es uno de los oligoelementos más empleados como complemento a la alimentación dado que estimula el sistema inmunitario. Incide en los procesos de alergias (asma, sinusitis alérgica, dermatitis alérgica, rinitis…), así como en las enfermedades infecciosas de repetición. Por su interacción con el zinc, es importante tomar las cantidades adecuadas para que no se produzcan interferencias entre ellos.

Yodo

Es fundamental en la síntesis de hormonas tiroideas. Es empleado en estados de obesidad por hipotiroidismo, debilidad, colesterol alto, reuma, hipertensión o nerviosismo.

Flúor

Además de ser imprescindible para una buena salud bucal, también es empleado en casos de uñas quebradizas, osteoporosis o caída del cabello.

Manganeso

Este oligoelemento protege al cuerpo de la oxidación celular, por lo que es empleado en casos de infecciones recurrentes, migrañas, dolores articulares, etc.

Silicio

Este mineral es fundamental para la formación de los tejidos, músculos y huevos, especialmente de tejidos conectivos que nos ayudan a mantener la resistencia y fuerza de éstos. Por ello, es utilizado en fracturas que tardan en consolidarse o en osteoporosis.

Litio

Es un oligoelementos que actúa sobre los estados depresivos, la ansiedad, irritación o epilepsia.

Potasio

Este mineral se encuentra presente en multitud de procesos, como contribuir a la normalización del ritmo cardiaco, el crecimiento del organismo, el transporte de oxígeno al cerebro o la regulación del equilibrio de agua en los tejidos y sangre. Por ello, es empleado en trastornos cardiovasculares, insomnio, reumatismo…

 

En el caso de padecer una enfermedad, es la Medicina Ortomolecular la encargada del estudio de los oligoelementos. Ésta trata la enfermedad y repara las carencias del organismo para normalizar todas las funciones.

En Clínica Omega Zeta, especializada en Medicina Integrativa en Barcelona, ponemos a tu disposición nuestro equipo de profesionales y programas personalizados de suplementación.  No dudes en consultarnos tu caso.

El Prof. Pere Gascón es en la actualidad Director del Laboratorio de Oncología Molecular y Translacional y, Consultor senior del Departamento de Hematología-Oncología en el Hospital Clínic de Barcelona. Está certificado por la American Board of Internal Medicine en Medicina Interna, Hematología y Oncología Médica.Se formó en la New York University Medical Center (New York), en los National Institutes of Health (NIH-Bethesda), y en laWashington University (St. Louis). Actualmente es oncólogo y Director médico de la Clínica Omega Zeta. En 1995 recibe el Laureate Award por la American College of Physicians.En 1998 es elegido entre The Best Doctors in America.
Dr. Pere Gascon

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.