toxoplasmosis

Toxoplasmosis: ¿Cómo puede afectar al embarazo?

Es muy común que si alguna mujer de vuestro entorno está embarazada, o vosotras mismas, hayáis oído acerca de la toxoplasmosis y sus efectos en el feto.

La Dra. Ágata Rodríguez nos explica, en la Unidad de Ginecología de Clínica Omega Zeta, experta en medicina integrativa en Barcelona, qué es la toxoplasmosis, por qué se puede padecer, cuáles son sus síntomas y efectos en la salud del bebé y cómo se diagnostica y trata.

¿Qué es la toxoplasmosis y cómo se puede contraer?

Como su nombre indica, la toxoplasmosis hace referencia a una infección por el parásito Toxoplasma gondii.

Se contrae por la exposición a este parásito con las heces de gato (uno de sus huéspedes principales), así como por contacto con tierra en que se halle, consumo de carne cruda o poco hecha (sobre todo de cordero, cerdo o venado), en frutas, verduras o agua contaminada, lácteos no pasteurizados y superficies. Asimismo, una causa muy frecuente es la transmisión madre-hijo, produciéndose la toxoplasmosis congénita.

¿Cuáles son los síntomas y efectos de la toxoplasmosis en los bebés?

Es posible que la toxoplasmosis sea asintomática o que los síntomas sean muy similares a los de la Influenza. Tales como:

  • Molestias corporales.
  • Fiebre.
  • Fatiga.
  • Dolor de cabeza.
  • Ganglios linfáticos inflamados.

En el caso de personas con el sistema inmunitario comprometido, y en bebés, puede generar problemas más graves. En fetos y bebés puede causar:

  • Muerte fetal o aborto espontáneo.
  • Hígado y bazo dilatados, ictericia.
  • Problemas oculares graves, ceguera.
  • Convulsiones.
  • Bajo peso al nacer.
  • Erupciones cutáneas.
  • Vómitos.
  • Problemas para alimentarse.

En un inicio pueden no presentarse síntomas, pero que estos se observen más adelante en la infancia, juventud o adultez, tales como hipoacusia o discapacidad mental.

Existe más riesgo de que se dé la toxoplasmosis a partir del tercer trimestre, y menos durante el primero. Sin embargo, cuánto antes se dé la infección más graves serán sus efectos, ya que el parásito produce quistes que pueden implantarse en cualquier órgano.

Diagnóstico y tratamiento

El diagnóstico de la toxoplasmosis se basa en una analítica sanguínea a la madre para comprobar si existen anticuerpos a este parásito.

En cuánto al estado del bebé, también se pueden realizar las pruebas de la amniocentesis (para comprobar si existe una infección en el líquido amniótico) o pruebas de diagnóstico por imagen.

Aunque la radiografía o la tomografía computarizada no pueden precisar la existencia o no de la infección, si pueden mostrar algunos indicativos, como una posible hidrocefalia.

Más adelante, al bebé se le pueden seguir haciendo pruebas, como exámenes neurológicos, entre otros.

En lo referente al tratamiento, éste se basa en la administración de distintos antibióticos según la gravedad y la etapa de la toxoplasmosis.

Prevención de la toxoplasmosis

Para reducir el riesgo de padecer toxoplasmosis durante la gestación, las mujeres gestantes, o que se plantean estarlo, deben tener en cuenta las siguientes indicaciones:

  • Utilizar guantes si se está manipulando tierra.
  • En caso de tener un gato, que otra persona se encargue de limpiar el arenero, o hacerlo con guantes. Mantener la salud del animal.
  • Lavar adecuadamente las frutas, verduras y utensilios de comida.
  • Evitar la carne cruda o poco cocinada y los lácteos no pasteurizados.

Para saber cómo prevenir esta situación es importante que siempre obtengáis ayuda de un profesional de la obstetricia.

Si precisáis de mayor información acerca de cómo cuidar vuestra salud correctamente, os invitamos a seguir los artículos de nuestro blog, consultar nuestras áreas terapéuticas, o poneros en contacto con nosotros sin compromiso.

Especializada en Ginecología y Obstetricia por el Hospital Universitario de los Andes. Actualmente, es ginecóloga integrativa en la Clínica Omega Zeta de Barcelona.
Dra. Ágata Rodriguez
Últimas entradas de Dra. Ágata Rodriguez (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.