preeclampsia

Preeclampsia: ¿Qué es y cuándo aparece?

La preeclampsia es una afección que afecta a algunas mujeres durante el embarazo. Cada día 22 de mayo se celebra el Día Mundial de la Preeclampsia para divulgar sobre ello y concienciar a la población.

La Dra. Ágata Rodríguez nos explica en la Unidad de Ginecología Integrativa de Clínica Omega Zeta, expertos en medicina integrativa en Barcelona, qué es la preeclampsia, sus causas, síntomas, diagnóstico, tratamiento y cómo puede ser de ayuda la medicina integrativa en estos casos.

¿Qué es la preeclampsia y por qué se produce?

La preeclampsia es una enfermedad que aparece en mujeres gestantes, hacia la segunda mitad del embarazo. Un 5% de las gestantes la padecen y esta enfermedad no aparece fuera del embarazo.

En la preeclampsia se observa una alteración en los vasos sanguíneos del útero, que riegan la placenta con oxígeno y nutrientes para el desarrollo fetal. Al no llegar la sangre adecuadamente debido a este cierre de los vasos sanguíneos, el bebé puede tener un crecimiento intrauterino retardado, bajo peso o incluso morir.

Aunque no se conoce exactamente la causa de esta alteración, se consideran posibles causas una alteración del sistema inmune de la madre que reacciona ante los nuevos tejidos del feto, o una incorrecta formación de los vasos sanguíneos.

Factores de riesgo para sufrir preeclampsia

Algunos factores que aumentan el riesgo de padecer esta afección son:

  • Ser madre primeriza.
  • Tener antecedentes familiares (madres, hermanas, abuelas) de preeclampsia.
  • Gestar en una franja de edad extrema (ser madre a partir de los 40 años, o siendo adolescente).
  • Tener una gestación múltiple (de mellizos o gemelos).
  • Padecer problemas renales.
  • Haber padecido preeclampsia en un embarazo anterior aumenta el riesgo en entre un 10 y un 30% y este crece en función de si su aparición ha sido precoz.

¿Cuáles son sus síntomas?

Los síntomas principales de preeclampsia son presentar tensión alta, hinchazón extrema de manos, pies y cara y proteinuria (eliminación de proteínas mediante la orina).

Síntomas más graves son presentar dolor de cabeza intenso, visión doble, borrosa o fotosensibilidad, somnolencia, vómitos o dolor en la parte baja del abdomen.

El síntoma más grave y definitivo de que se está padeciendo preeclampsia es la aparición de convulsiones.

Diagnóstico y tratamiento de la preeclampsia

El diagnóstico de la preeclampsia se realiza teniendo en cuenta la sintomatología referida y realizando diversas pruebas. Algunas son: toma de la presión arterial, análisis de orina y de sangre, estudio de la función hepática y renal, revisión ocular y búsqueda de posible líquido en los pulmones.

En cuanto al tratamiento, este difiere dependiendo del estado de desarrollo del feto en el momento de la aparición de la preeclampsia.

La mejor solución es el nacimiento del bebé, mediante inducción al parto o cesárea, en los casos más graves.

Si el bebé no está lo suficientemente desarrollado para poder sobrevivir fuera del útero materno, se administrarán fármacos antihipertensivos y se madurarán los pulmones del feto con corticoides para poder sacarlo cuando tenga mayores posibilidades de sobrevivir.

Abordaje desde la medicina integrativa

Más allá de los fármacos, el médico recomendará reposo, controles de peso y tensión arterial, una dieta equilibrada, sin restricción de la sal y rica en calcio.

Si precisas de mayor información acerca de cómo mantener tu salud correctamente, te invitamos a seguir los artículos de nuestro blog, consultar nuestras áreas terapéuticas, o ponerte en contacto con nosotros sin compromiso.

Especializada en Ginecología y Obstetricia por el Hospital Universitario de los Andes. Actualmente, es ginecóloga integrativa en la Clínica Omega Zeta de Barcelona.
Dra. Ágata Rodriguez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.