bartholinitis

Bartholinitis: ¿Qué significa y qué produce?

Existen muchas afecciones, como infecciones, que pueden afectar a la mujer, por ejemplo, la bartholinitis. La Dra. Ágata Rodríguez nos explica, en la Unidad de Ginecología de Clínica Omega Zeta, experta en medicina integrativa en Barcelona, en qué consiste este problema.

¿Qué es la bartholinitis y por qué se produce?

Como su nombre indica, la bartholinitis, o bartolinitis, consiste en una infección bacteriana e inflamación en las glándulas de Bartholino, también denominadas glándulas vesibulares mayores. Estas glándulas se encuentran en la vulva, concretamente en el vestíbulo vulvar, a la entrada de la vagina.

Ubicadas a los lados de la abertura de la vagina, su función es la de lubricar la vagina mediante la segregación de flujo. 

La bartholinitis es una afección común y benigna, pero a veces, si el fluido no puede salir al exterior, estas glándulas se inflaman e infectan, pudiendo producir pus e incluso un crecimiento de la glándula. A esto se le denomina quiste o absceso de Bartholino.

Generalmente la bartolinitis afecta a una de las glándulas.

¿Qué incidencia tiene?

La bartholinitis afecta generalmente a las mujeres de entre 20 y 30 años, pero también puede aparecer a partir de los 40. Afecta a 2 de cada 100 mujeres en algún momento de sus vidas.

¿Cuáles son sus principales síntomas?

Los principales síntomas de la bartholinitis son los siguientes:

  • Hinchazón o abultamiento localizado en la entrada de la vagina.
  • Dolor localizado.
  • Aumento de la temperatura local.
  • Dolor y sensibilidad al tacto.
  • Dolor durante las relaciones sexuales.
  • Dependiendo del causante de la infección, puede producirse también abundante flujo vaginal de color blanquecino.

En el caso de que se haya producido un quiste o absceso de Bartholino, los síntomas serán:

  • Bulto doloroso.
  • Dolor durante las relaciones sexuales.
  • Fiebre.
  • Molestias al caminar o al permanecer sentada.

Diagnóstico y tratamiento de la bartholinitis

El diagnóstico de la bartholinitis se inicia con una exploración ginecológica en que el profesional palpa la zona en busca de signos de inflamación, bultos anormales o dolor.

También pueden realizarse tomas de muestras de secreciones vaginales para analizar si existen infecciones, por ejemplo, de transimisión sexual.

En algunos casos, es posible que se tomen biopsias para descartar otros problemas más graves, como por ejemplo, un tumor.

En lo referente al tratamiento, éste dependerá de las características de la afectada, el tipo de problema y su gravedad.

En casos leves, serán beneficiosos los baños de asiento varias veces al día, con una duración de 10 minutos, y la aplicación de compresas calientes. Esto aliviará el dolor y contribuirá a que la inflamación se reduzca y se produzca un drenaje natural.

Los antibióticos también se podrán recetar, sobre todo en las fases iniciales, en casos de infecciones graves o en abscesos recurrentes. Asimismo, se podrá complementar esta medicación con la prescripción de analgésicos para el dolor.

En casos de obstrucción grave de las glándulas de Bartholino se podrá realizar una cirugía para drenarlas o incluso, extirparlas.

¿Cómo se puede prevenir?

No existe una medida concreta para prevenir la bartholinitis, pero sí se puede reducir el riesgo de padecerla o la gravedad de la misma llevando a cabo buenos hábitos diarios.

Por ejemplo, es muy importante mantener una adecuada higiene íntima, utilizar ropa interior de algodón y evitar prendas muy ceñidas.

También es importante evitar que la zona esté muy humedecida, a causa de compresas, protegeslips o bañadores mojados, y mantener relaciones sexuales seguras.

Finalmente, es fundamental seguir los consejos y las visitas de seguimiento ginecológicas.

Si precisáis de mayor información acerca de cómo cuidar vuestra salud correctamente, os invitamos a seguir los artículos de nuestro blog, consultar nuestras áreas terapéuticas, o poneros en contacto con nosotros sin compromiso.

Especializada en Ginecología y Obstetricia por el Hospital Universitario de los Andes. Actualmente, es ginecóloga integrativa en la Clínica Omega Zeta de Barcelona.
Dra. Ágata Rodriguez
Últimas entradas de Dra. Ágata Rodriguez (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.