XLIF

XLIF: En qué consiste y sus beneficios

La columna vertebral es el pilar de nuestro cuerpo, nos mantiene erguidos y soporta todo nuestro peso, es por ello que puede sufrir daños y es importante cuidarla para prevenirlos y tratarlos.

El Dr. David Bosch nos explica, en la Unidad de Traumatología de Clínica Omega Zeta, experta en medicina integrativa en Barcelona, acerca del tratamiento XLIF o abordaje retroperitoneal transpoas.

¿Qué es el tratamiento XLIF y en qué casos se utiliza?

El XLIF (Extreme Lateral Interbody Fusion) o abordaje retroperitoneal transpsoas se trata de una técnica quirúrgica que permite realizar una fusión vertebral a nivel lumbar mediante un acceso lateral por el abdomen.

Una fusión vertebral (artrodesis) consiste en la unión de varias vértebras.

Se trata de un procedimiento muy habitual para patologías de columna y pretende parar a tiempo una eventual progresión de las patologías, inmovilizando la zona vertebral afectada.

Esta técnica se utiliza por ejemplo en fracturas vertebrales, deformidades de la columna, tumores, estenosis o procesos degenerativos.

¿Cómo se lleva a cabo?

Como hemos avanzado, mediante la XLIF se realiza una incisión en el lateral del abdomen y a continuación se separan las fibras de los músculos oblicuos y transverso para acceder al denominado espacio retroperitoneal (tras el peritoneo, tejido que recubre la pared abdominal). En esta zona se ubica el músculo psoas, el cual se atraviesa mediante monitorización e instrumentos específicos para acceder a la columna vertebral.

¿Qué ventajas presenta este procedimiento frente a otros?

La principal ventaja de esta técnica es que el acceso a la zona a tratar es mínimamente invasivo, ya que no se lesiona la musculatura de las lumbares.

Debido a esto, el paciente tiene menos dolor postoperatorio y una recuperación más rápida.

Otra gran ventaja de este procedimiento es la capacidad de poder colocar, de forma segura y correcta implantes de mayor tamaño, lo que permite una mejor fusión vertebral y una reducción del segmento vertebral, previniendo deformidades en la zona.

Esta novedosa técnica permite abordar un amplio espectro de patologías de manera segura, rápida y efectiva.

¿Presenta complicaciones?

Como en todas las intervenciones, la tasa de complicaciones es reducida cuando el profesional que las lleva a cabo es experto en ello y cuenta, además de con los conocimientos, de la mejor tecnología y técnica.

Pese a tratarse de un postoperatorio rápido frente a otro tipo intervenciones, en estos casos, el paciente podría sentir debilidad y/u hormigueo en la pierna con lateralidad a la incisión, debido a la irritación y manipulación en el músculo psoas que se invade durante el acceso.

Estas molestias, sin embargo, suelen desaparecer por sí mismas en un período aproximado de un mes.

Otras complicaciones posibles son el daño de estructuras neurológicas (descrito en menos de 1’5% de los casos) o lesiones en órganos o vasos sanguíneos abdominales (con incidencia menor al 1%).

En Clínica Omega Zeta realizamos este tratamiento dentro de la Unidad de Traumatología. Si precisáis de mayor información acerca de cómo cuidar vuestra salud correctamente, os invitamos a seguir los artículos de nuestro blog, consultar nuestras áreas terapéuticas, o poneros en contacto con nosotros sin compromiso.

El Dr. David Bosch es cirujano ortopédico y traumatólogo. Especialista en Patología de Columna Vertebral.
Dr. David Bosch
Últimas entradas de Dr. David Bosch (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.