tratamiento percutáneo

Tratamiento percutáneo de discopatías y otros problemas

Las discopatías, como su nombre indica, son las patologías en que la totalidad o una parte de un disco de la columna vertebral, pierde hidratación y altura y puede desplazarse a través de un ligamento debilitado, generando una hernia discal. Este deterioro del disco puede producir dolor lumbar, irritación o presión en las raíces nerviosas, causando dolor ciático. En este sentido, existen distintos tratamientos, como el innovador tratamiento percutáneo DISC-FX.

El Dr. David Bosch, nos explica, en la Unidad de Traumatología de Clínica Omega Zeta, experta en medicina integrativa en Barcelona, en qué consiste esta terapia, cómo se lleva a cabo y cuáles son sus ventajas.

¿En qué consiste y cómo se lleva a cabo el tratamiento percutáneo de discopatías DISC-FX?

El tratamiento percutáneo DISC-FX es una técnica mínimamente invasiva que consiste en una nucleopastia percutánea. Ésta consiste en introducir una aguja guía por la parte lateral del abdomen, así como una cánula de trabajo a través de una pequeña incisión (de menos de 4mm) en la piel, hasta llegar al disco afectado. La posición de la aguja guía se ubica gracias a Rayos X.

La hernia discal o la parte que ha salido de su lugar (protusión) se elimina mediante una pequeña pinza de disco y radiofrecuencia fría (que acaba de eliminar el material compresivo).

Este procedimiento combina dos intervenciones, ambas de mínimainvasión, para tratar el disco intervertebral:

  • Eliminación de la hernia utilizando micropinzas (nucleotomía).
  • Procedimiento térmico (radiofrecuencia) para reducir la inflamación y el volumen de esta mediante ablación.

Una vez realizada la intervención, es preciso cerrar la piel con un punto de sutura y un apósito.

¿Qué ventajas tiene este tratamiento?

El tratamiento percutáneo DISC-FX, al ser mínimamento invasivo, cuenta con importantes ventajas.

Los métodos conservadores que tratan esta patología (desde fisioterapia a terapia contra el dolor) pueden no ser suficiente, y una vez agotados, antes de llegar a la cirugía abierta, es donde este tratamiento puede ser beneficioso.

Este procedimiento, además de mínimamente invasivo, es ambulatorio, no siendo necesario el ingreso hospitalario.

Además, las posibilidades de éxito para tratar discopatías (leves o moderadas), así como ciatialgia, son muy buenas. Un 80% de los pacientes están satisfechos y solo un 6% de los que mejoraron tuvieron recaídas.

Generalmente el dolor de espalda desaparece durante las 2 primeras semanas tras la intervención, pero es muy importante seguir las indicaciones del especialista y llevar a cabo un tratamiento de rehabilitación posterior para mantener el resultado conseguido, reforzar la espalda y adoptar buenos hábitos.

Gracias a esta técnica se evita el daño y vulneración de la musculatura cercana a la columna vertebral, así como la aparición de cicatrices alrededor de ésta, del disco vertebral o de las raíces nerviosas.

Estas cicatrices, muy frecuentes en la cirugía abierta, suelen generar un mal resultado quirúrgico ya que pueden afectar a los nervios, debilitar la musculatura o provocar dolor.

Debido a que es mínimamente invasivo y apenas genera cicatrices (únicamente un punto de sutura para una incisión de cerca de 4mm), con este tratamiento no recibimos estas molestas consecuencias, pero sí conseguimos los resultados esperados.

En Clínica Omega Zeta ponemos a disposición de nuestros pacientes esta innovadora terapia.

Si precisáis de mayor información acerca de cómo cuidar vuestra salud correctamente, os invitamos a seguir los artículos de nuestro blog, consultar nuestras áreas terapéuticas, o poneros en contacto con nosotros sin compromiso.

El Dr. David Bosch es cirujano ortopédico y traumatólogo. Especialista en Patología de Columna Vertebral.
Dr. David Bosch

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.