tics nerviosos

Tics nerviosos: ¿Por qué se producen?

Es posible que en algún momento todos hayamos notado cómo sin querer los músculos cercanos a uno de nuestros ojos parece que se muevan, esto son, los tics nerviosos.

La Dra. Marta González-Corró nos explica, en la Unidad de Neurogastroenterología y PNIE de Clínica Omega Zeta, experta en medicina integrativa en Barcelona, por qué se producen los tics nerviosos, qué efectos pueden tener, cómo tratarlos y cómo prevenirlos.

¿Qué son los tics nerviosos y por qué se producen?

Los tics nerviosos son movimientos o espasmos musculares repentinos, bruscos, cortos y repetitivos que no se pueden controlar de forma voluntaria. Son muy habituales, ya que entre el 6 y el 11% de la población los ha padecido alguna vez.

Los más frecuentes (hasta un 70% de los casos) son aquellos que afectan a los ojos, como abrirlos demasiado, parpadear o guiñarlos.

Otros muy frecuentes (hasta un 26%) son aquellos que afectan a la cara y a la nariz y la boca, como morder o lamer los labios o la lengua, o arrugar la nariz.

Estos tics también pueden afectar a otros músculos del cuerpo, como el diafragma.

Las principales causas de los tics nerviosos son factores ambientales que provocan gran tensión, ansiedad o estrés, así como la falta de sueño y el cansancio.

En el caso del trastorno de Gilles de la Tourette, un trastorno que produce tics, es de origen genético.

Se conoce que los hermanos gemelos presentan tics similares y que los tics nerviosos son más frecuentes en hombres que en mujeres. Esto último parece ser causado por ​​la participación de ciertas hormonas, como la testosterona, o la dopamina, que participa en las conexiones neuronales.

¿Qué efectos pueden tener?

Los tics nerviosos suelen durar poco y remitir por sí mismos. No suelen afectar a la vida de las personas, por lo que no es preciso preocuparse ni realizar tratamientos.

Sin embargo, para algunas personas los tics pueden durar y producir malestar o limitar la calidad de vida de las personas que lo padecen, por ejemplo, al leer, al relacionarse, al conducir…

¿Cómo se pueden tratar y prevenir?

El tratamiento de los tics nerviosos consiste en consultar a un profesional de la psicología el posible origen que esté produciendo los tics, por ejemplo, si se trata de ansiedad o estrés, y así tratar el problema en cuestión.

Tratando el problema subyacente, los tics nerviosos remitirán.

Para prevenir los tics nerviosos, es importante actuar asimismo sobre las posibles causas subyacentes, como la ansiedad o el estrés, llevando a cabo acciones y hábitos saludables tales como:

  • Llevar a cabo una dieta equilibrada y sana.
  • Dormir suficientes horas y con un sueño de calidad.
  • Realizar actividades relajantes, como el yoga, la meditación, el taichi o el pilates.
  • Realizar autocuidado y actividades que nos hagan sentir bien.
  • Hacer ejercicio físico moderado y regular.
  • Evitar situaciones que generen tensión o estrés.

Si precisáis de mayor información acerca de cómo cuidar vuestra salud correctamente, os invitamos a seguir los artículos de nuestro blog, consultar nuestras áreas terapéuticas, o poneros en contacto con nosotros sin compromiso.

Nacida en Barcelona, la Dra. Marta González–Corró es licenciada en Medicina y Cirugía General por la Universidad de Barcelona. Cuenta con un máster en Nutrición y Alimentación por la Universidad de Barcelona, es terapeuta PraNeoHom por el Instituto PraNeoHom en Barcelona y está postgraduada en Psiconeuroinmunoendocrinología y Nutrición Ortomolecular por la Universidad de Barcelona.

También cuenta con formación en Nutrición Clínica Vegetariana y Nutrición Deportiva Vegana por el Instituto de Ciencias de nutrición y Salud (ICNS).

Es Coach certificada por la EEC (Escuela Europea de Coaching) y por la CEFOC (Centro Europeo de Formación en Coaching Estructural) y Didacta de PNL (programación neurolinguistica) por la AEPNL, además de creadora del Master en PNL y Salud del Institut Gestalt de Barcelona.

Actualmente, trabaja como médico integrativo en la Clínica Omega Zeta.
Dra. Marta González

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.