¿Cuál es el origen de las obsesiones?

origen-obsesiones

Se conoce como obsesión a “una perturbación anímica producida por una idea fija, que con tenaz persistencia asalta la mente”. Y una conducta obsesiva es una ”acción recurrente y repetitiva que tiene un inicio en un asunto pendiente registrado por la mente que no ha sido resuelto”.

Este pensamiento, conducta o sentimiento aparece sin ser consciente, en contra de la voluntad, por lo que librarse de él se transforma en una tarea complicada, que requiere de un gran esfuerzo y constancia ya que domina al resto de pensamientos y lo acompaña de un sentimiento, que varía en función de la situación y momento, como la duda, tristeza, cólera, el remordimiento…

Por eso, existen diferentes tipos de obsesiones y de conductas obsesivas. Por poner varios ejemplos, podemos encontrarnos una obsesión por la comida, por el orden o la limpieza en el hogar, por repetir determinados actos antes de irse a dormir…

Pero, ¿cuál es el origen de las obsesiones?

El origen de las obsesiones es muy variado, dependiendo de cada individuo. Existen obsesiones muy intensas que están ubicadas en los recuerdos o en sucesos de cada persona, los cuales se buscan, de forma inconsciente, resolver por la inquietud que provocan. Otros en cambio, se crean por no encontrar el equilibrio entre lo que se debe hacer y lo que se desea hacer.

La conducta obsesiva genera gran sentimiento de culpa y preocupación, ya que es criticado por las personas que rodean a la persona que lo sufre, pensando que es necesaria una modificación de la conducta, ignorando que el origen puede ser de tipo neurológico.

Es muy importante reflexionar con nuestro “Yo” para atender y poder diferenciar una conducta inquietante que desaparece de una que empieza a generar una fuerte ansiedad y que afecta a las relaciones y al estilo de vida. No todas las conductas persistentes son obsesiones, por eso es muy importante la ayuda profesional para clasificar los sentimientos y conductas, y determinar si es necesaria la intervención de un equipo multidisciplinar para tratar el caso.

Una conducta obsesiva impide a la persona estar tranquila y ser feliz y, por lo tanto, es fundamental ser conscientes de nuestros pensamientos y emociones para lograr que este situación cambie.

Últimas entradas de Clínica Omega Zeta (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.