Todo empieza… Con el amor propio

amor-propio

El amor es definido como el “Sentimiento de vivo afecto e inclinación hacia una persona o cosa a la que se le desea todo lo bueno”. Tal y como parece, esto sólo define el amor hacia los demás, pero, ¿y el amor propio?

El amor propio va unido a la autoestima, y son elementos fundamentales para llevar una vida satisfactoria. Pese a los perjuicios que existen en cuanto al amor propio, muchas veces asociado al egoísmo o la soberbia, es un amor que debemos reforzar cada día, al margen de las opiniones de los demás.

Conforme crecemos nos vamos conociendo y sabiendo las cualidades y fortalezas que tenemos, al igual que los defectos y debilidades. Este camino del autoconocimiento es fundamental para crecer, aceptarse, aprender y vivir.

Por tanto, el amor propio tiene que ver con el cuidado de uno mismo, con la aceptación y con saber aquello que nos conviene o no, y actuar en consecuencia.

No es fácil aprender a amarse. Tanto es así, que solemos comenzar a hacerlo cuando algo nos hiere profundamente.

Practiquemos el amor propio

– Analizarse. Este es el primer paso. Podemos hacer una lista con nuestras cualidades, virtudes y defectos. Pero ojo, prohibido criticarse. Esto es muy importante porque la mayoría de las veces somos muy duros con nosotros mismos, y el objetivo de este paso es saber las maravillosas características que tenemos y aquellas cosas que podemos mejorar.

– Aceptarse. El amor es respeto, admiración, confianza…

– Rodearse de personas felices y alejarnos de aquello que nos hace daño.

– Pensamientos felices. En esos momentos en que vemos todo muy oscuro, pensemos en algo que nos encante para recuperar así el nivel de satisfacción.

– Celebrar los logros. Reconocernos a nosotros mismos todo lo que hacemos, desde lo más pequeño a lo más grande, nos subirá la autoestima.

– Ponerse metas. No tengas miedo, tu decides quién quieres ser y lo que quieres conseguir.

Cuando el amor hacia ti mismo aumenta y se afianza, las cosas se vuelven más ligeras y más fáciles. ¡Practícalo a diario!

“Si crees totalmente en ti mismo, no habrá nada que esté fuera de tus posibilidades.” – Wayne Dyer.

Últimas entradas de Clínica Omega Zeta (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.