parafina

Parafina: Su uso en el tratamiento de la inflamación

La termoterapia es una terapia de fisioterapia que consiste en la aplicación de calor en zonas concretas afectadas por lesiones o afecciones para calmar los síntomas de éstas. Una de ellas es la aplicación de parafina.

El Dr. David Bosch nos explica, en la Unidad de Traumatología de Clínica Omega Zeta, experta en medicina integrativa en Barcelona, qué es la parafina, cuáles son sus propiedades y cuándo y cómo se emplea.

¿Qué es la parafina y en qué casos se suele utilizar?

La parafina es un hidrocarburo (derivado del petróleo o el carbón), de color blanco, de aspecto maleable y con una alta conductibilidad térmica. Se utiliza en las industrias textil y cosmética, así como a nivel medicinal, ya que su poder terapéutico es seis veces mayor que el del agua y sus efectos son más duraderos.

La parafina se utiliza como agente terapéutico y calmante del dolor en procesos reumatológicos, de rigidez, dolor, contracturas, tendinitis o torceduras. También se aplica a nivel estético, en casos de deshidratación cutánea, sequedad, falta de elasticidad, piel agrietada, acumulación de grasa o descamación.

¿Cómo es su aplicación?

Como hemos indicado, la parafina es calmante, es decir, se trata de una terapia paliativa, que no cura el dolor, solo lo alivia. Asimismo, relaja la musculatura, reduce los espasmos y las contracturas y mejora la circulación.

La aplicación de la parafina puede realizarse de diversas formas tales como:

  • Se sumerge la parte afectada en parafina entre 44 y 55º.
  • Se meten las manos reiteradas veces en parafina y se extienden en la zona, poniendo un plástico encima para que se mantenga el calor.
  • Con una brocha o cepillo para esparcir la parafina.

¿Qué ventajas y qué desventajas tiene la aplicación de parafina?

Como hemos avanzado, la parafina, pese a no ser una medida de curación, sí se trata de una buena forma de calmar el dolor y las molestias, ya que aporta calor. Sin embargo, esta terapia no siempre puede ser utilizada, ya que las personas con la piel sensible o con problemas de circulación, como las personas con varices, pueden padecer problemas a causa de ello.

En Clínica Omega Zeta realizamos este tratamiento dentro de la Unidad de Traumatología. Asimismo, llevamos a cabo otras terapias tales como:

  • Terapia manual mediante técnicas de movilización, masoterapia o cinesiterapia.
  • Drenaje linfático manual.
  • Acupuntura.
  • Magnetoterapia.
  • Calor infrarrojo.
  • Ultrasonidos.
  • Electroterapia.
  • Mecanoterapia, que consiste en ejercicios de fortalecimiento y potenciación muscular, así como reeducación de la marcha.

La nueva Unidad de Cirugía Ortopédica y Traumatología Integrativa de la Clínica Omega Zeta se halla enfocada al estudio, prevención, diagnóstico y tratamiento, tanto quirúrgico como no quirúrgico, del aparato esquelético y locomotor. En nuestra clínica deseamos ofrecer la mejor calidad asistencial a nuestros pacientes, es por ello, que además de contar con el mejor equipo médico, hacemos uso de las técnicas más innovadoras y los más novedosos avances en medicina regenerativa, como tratamientos con plasma rico en plaquetas (PRP) y células madre, con las que podemos eliminar el dolor y mejorar la agilidad física.

Si precisáis de mayor información acerca de cómo cuidar vuestra salud correctamente, os invitamos a seguir los artículos de nuestro blog, consultar nuestras áreas terapéuticas, o poneros en contacto con nosotros sin compromiso.

El Dr. David Bosch es cirujano ortopédico y traumatólogo. Especialista en Patología de Columna Vertebral.
Dr. David Bosch

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.