Parkinson

Parkinson: Todo acerca de esta enfermedad neurodegenerativa

Existen diversas enfermedades que debido a su sintomatología o incidencia son muy conocidas a nivel social, una de ellas es la enfermedad de Parkinson.

El Dr. Pere Gascón nos explica en nuestra Unidad de Medicina Integrativa y Salud Integral qué es el Parkinson, cuáles son sus principales síntomas y causas, cómo se diagnostica y cuál es su tratamiento para ralentizar sus efectos.

¿Qué es el Parkinson?

La Federación Española de Parkinson define la enfermedad como “un trastorno neurodegenerativo que afecta al sistema nervioso de manera crónica y progresiva” y que “pertenece a los llamados Trastornos del Movimiento”.

Esta afección recibe su nombre del Dr. James Parkinson, quién la referenció por primera vez en 1817 en su ensayo An essay on the shaking palsy (Un ensayo sobre la parálisis agitante).

¿Qué incidencia tiene el Parkinson?

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) el Parkinson (EP) afecta a 1 de cada 100 personas mayores de 60 años y actualmente, más de 6 millones de personas la padecen. Asimismo, la OMS prevé que para el 2030 esta cifra se doble. En España  esta patología afecta a entre 120.000 y 150.000 personas, lo que la sitúa como la segunda enfermedad neurodegenerativa después del Alzheimer.

¿Cuáles son los principales síntomas del Parkinson?

El Parkinson es una enfermedad degenerativa, esto es que va empeorando progresivamente, por lo que en fases iniciales los síntomas pueden ser tan leves o difusos que pueden pasarse por alto o confundirse con los propios de otras patologías.

Los síntomas más reconocibles del Parkinson son los siguientes:

Temblor

Como ya indicaba en su ensayo el Dr. Parkinson, el rasgo más ampliamente conocido de esta enfermedad es el temblor. Suele iniciarse de manera leve en manos o pies pero puede llegar a abarcar todo el cuerpo en movimientos rítmicos hacia delante y hacia atrás. Estos temblores se agudizan en reposo y bajo presión y pueden aparecer indistintamente tanto en uno de los lados del cuerpo como en ambos.

Rigidez

Otro punto que se indicaba en el ensayo inicial era la parálisis, o rigidez. Se manifiesta como una gran resistencia, falta de flexibilidad y/o lentitud a la hora se realizar movimientos.

Inestabilidad

Debido a los síntomas anteriores, se produce un aumento de la probabilidad de caídas. Los temblores hacen que el afectado se mueva hacia delante y hacia atrás y la rigidez hace que no puedan moverse de manera correcta ni apoyarse. En estos casos también se aprecia una falta de movimiento espontáneo.

Además de estos síntomas, podemos apreciar otros relacionados con problemas de movimiento, tanto internos como externos, como parálisis facial, problemas de control del esfínter, estreñimiento o hiposmia (deficiencia a la hora de percibir los olores y con una incidencia del 80% de los casos).

¿Cuáles son las causas del Parkinson?

 Se considera que el origen del Parkinson viene condicionado por la muerte o deterioro de las células nerviosas (neuronas)  que se sitúan en el mesencéfalo, la sustancia negra del encéfalo situada en el área central de este. Esta área es la responsable de controlar el movimiento del organismo.

Si estas neuronas no funcionan correctamente, se produce una ineficaz acción de la dopamina, neurotransmisor encargado de gestionar los impulsos para producir los movimientos corporales.

Aún no se ha detectado claramente el porqué de esta degeneración pero se barajan factores tales como la edad, la influencia genética o la exposición a toxinas, más allá de los casos detectados como inducidos por drogodependencia, traumatismos directos o influencia medicamentosa.

¿Cómo se realiza el diagnóstico y tratamiento del Parkinson?

Según la Sociedad Española de Neurología (SEN), el diagnóstico del Parkinson suele demorarse entre uno y tres años y en muchos casos es incorrectamente diagnosticado debido a sus síntomas inconcretos.

Para realizar este diagnóstico se procede a estudiar la sintomatología del afectado y realizar exámenes de reflejos. Para confirmarlo se realiza un TAC en busca de lesiones cerebrales.

En cuánto al tratamiento, se pueden realizar diversas terapias tanto de manera individualizada como en conjunto para sobrellevar la enfermedad: fármacos, cirugía, fisioterapia, logopedia, masajes, hidroterapia, acupuntura, osteopatía o cuidado de la alimentación.

El Prof. Pere Gascón es en la actualidad Director del Laboratorio de Oncología Molecular y Translacional y, Consultor senior del Departamento de Hematología-Oncología en el Hospital Clínic de Barcelona. Está certificado por la American Board of Internal Medicine en Medicina Interna, Hematología y Oncología Médica.Se formó en la New York University Medical Center (New York), en los National Institutes of Health (NIH-Bethesda), y en laWashington University (St. Louis). Actualmente es oncólogo y Director médico de la Clínica Omega Zeta. En 1995 recibe el Laureate Award por la American College of Physicians.En 1998 es elegido entre The Best Doctors in America.
Dr. Pere Gascon

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.