realizar automasaje

Cómo realizar un automasaje

realizar-automasaje

El masaje consiste en la manipulación de los tejidos blandos del cuerpo, ayudando así a estimular el sistema circulatorio, a relajar músculos y a eliminar las toxinas de nuestro organismo. Así mismo, también posee grandes beneficios a nivel mental, ya que produce un efecto anti-estrés y ayuda a relajar y aclarar la mente. Sabiendo todo esto, ¿por qué no realizar un automasaje?

La técnica de automasaje está inspirada en terapias tradicionales como la reflexología, la acupuntura y el shiatsu. Nosotros mismos, creando un ambiente adecuado y utilizando nuestras manos, podemos equilibrar el funcionamiento del cuerpo y de los puntos energéticos, y proporcionarnos la relajación que necesitamos tras un día duro. Además de relajación, el automasaje puede ayudarnos a combatir pequeñas dolencias como calambres, insomnio, estreñimiento o nerviosismo.

Según la zona a masajear, las maniobras se pueden hacer con las manos, los nudillos, la punta de los dedos o las palmas.

Te ofrecemos tres opciones de automasajes para aplicar en zonas del cuerpo que sufren a diario estrés.

Antes de empezar…

Debemos preparar el lugar donde se realizará el masaje. Además de un lugar cómodo debe ser relajante y para ello podemos recurrir a poner, por ejemplo, música de fondo y velas. También debemos escoger el momento adecuado, ya que para realizar un automasaje hay que tener tiempo, tener los músculos relajados, estar en una postura cómoda (como sentado en una silla con la espalda recta) y tener la piel limpia.

Automasaje lumbar

 Llevar las manos hacia atrás, colocando los dorsos de la mano sobre la zona lumbar. Con movimientos circulares, realizar fricciones en la parte baja de la espalda.

 A continuación, cerrar las manos en puño y golpear con suavidad la zona.

 Terminar con unas suaves pasadas por la zona.

Automasaje para piernas

Colocar las manos envolviendo uno de los muslos y realizar fricciones desde la rodilla hasta la cadera.

• Cubrir la rodilla con ambas manos y realiza una fricción con las palmas.

Situar las manos por debajo de la rodilla, cogiendo la pierna por el lado interno y externo. Realizar una fricción amplia desde la rodilla hasta el tobillo.

Repite los movimientos varias veces.

Automasaje facial

 Friccionar la frente de lado a lado entre seis y nueve veces.

Friccionar la zona media, desde las cejas hasta la punta de la nariz.

Hacer lo mismo en la zona inferior, a partir de la nariz y hasta la barbilla.

Fuente: El Correo del Sol

Últimas entradas de Clínica Omega Zeta (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.