aprender a respirar

Aprender a respirar para liberar

La respiración afecta a todos los sistemas del organismo y, por tanto, podemos afirmar que es mucho más que llevar oxígeno a los pulmones y eliminar dióxido de carbono. Con la respiración oxigenamos cada célula de nuestro cuerpo al mismo tiempo que aumentamos la vitalidad, nos ayuda a superar estados de ansiedad y a restablecer el equilibrio.

Aunque muchos personas acuden a cirugías como la rinoplastia en Barcelona para corregir problemas respiratorios nasales, la verdad es que lo primero que debemos hacer es controlar bien nuestra respiración.

Aprender a respirar bien

No es lo mismo respirar que respirar bien, de forma consciente y haciendo que forme parte de nuestra rutina. Seguro que has vivido un momento de estrés y que has necesitado coger aire con fuerza y expulsarlo poco a poco mientras dejas tu mente en blanco y, ¿qué has conseguido? Una sensación de calma y bienestar.

La respiración consciente es respirar por la nariz, estar atentos a cómo entra y sale el aire de nuestros pulmones, a la rapidez, a la frecuencia. Una buena respiración con la que podemos eliminar el estrés y la tensión, aumentar la energía, controlar nuestras emociones, mejorar la concentración

Ejercicio de respiración

Conseguir una respiración consciente como forma de relajación es cuestión de práctica.

Comencemos con sencillo ejercicio de respiración para situaciones en las que necesitemos tranquilizarnos, ya sea al final del día o en un momento de estrés.

– Toma aire por la nariz, aguántalo unos momentos y expúlsalo suavemente, contando hasta cuatro.

– Sigue la regla 4-4-4. 4 tiempos para tomar aire, 4 para aguantarlo y cuatro para expulsarlo.

– A medida que vayas avanzando en la práctica y en capacidad pulmonar puedes ir aumentando de 4 a 6 tiempos, o incluso a 8.

– Repite varias veces el ejercicio.

La respiración es de gran ayuda para gestionar las emociones y aclarar las ideas. No dudes en practicar a diario diferentes ejercicios de respiración, ¡notarás el cambio!

Últimas entradas de Clínica Omega Zeta (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.