picaduras insectos

Picaduras de insectos

El verano trae consigo uno de nuestros mayores miedos o problemas: las picaduras de insectos, y más concretamente, la de mosquitos. De hecho, las picaduras son de las causas más frecuentes que atendemos en las consultas de dermatología.

Cabe destacar que sin nos encontramos en zonas calurosas y húmedas, es mayor el riesgo de picaduras. En cambio, en el interior aparecen en zonas próximas a lagunas.

Además de las picaduras de mosquito, también suelen ser frecuentes las reacciones a picaduras de otros insectos, sobre todo de abejas o avispas, o de medusas.

Picaduras de mosquito

Las picaduras de mosquito las realizan las hembras, ya que necesitan alimentarse de sangre para obtener los nutrientes para que sus huevos sean fértiles. Al extraer la sangre a su víctima, introducen su saliva cargada de proteínas con propiedades anticoagulantes, de ahí que las picaduras provoquen molestias y picor en la zona. Una vez que nuestro sistema reconoce estas proteínas libera histamina y la zona comienza a inflamarse y enrojecerse.

¿Por qué pican a unas personas y a otras no? Esto es debido a que los mosquitos tienen unos receptores en las antenas que detectan a personas que expiran más CO2, cuya alimentación es acidificante ya que comen proteína animal, azúcares refinados, cereales no integrales, beben alcohol… Por eso, siempre es bueno para prevenir incrementar la ingesta de alimentos con vitamina B1 como los cereales integrales, legumbres, frutos secos, huevos…

¿Cómo tratar la picadura? Se puede utilizar aceite de cidronela, manzanilla, lavanda… También se puede aplicar vinagre de manzana o gel de aloe.

Picaduras de abejas

Antes de nada, es necesario quitar el aguijón de la piel. Como remedio para tratar las molestias y reducir el hinchazón, se puede aplicar una compresa empapada en vinagre de manzana.

Picaduras de medusas

Es conveniente limpiar la zona con agua salada, extrayendo los restos de sus tentáculos con la ayuda de una tarjeta, pasándola por la piel y evitando el contacto con las manos u otras zonas. Cuando la piel esté limpia, la aplicación de hielo envuelto en un paño y gel de aloe aliviará el dolor.

Ante cualquier reacción sospechosa o si vas a viajar a un país tropical, no dudes en acudir a nuestra Clínica. Te daremos las pautas necesarias para su prevención y curación con el fin de disminuir este verano las picaduras de insectos.

Últimas entradas de Clínica Omega Zeta (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.