liquen plano

Liquen plano: ¿Cómo puede afectar?

Los hongos pueden afectar en muchas ocasiones nuestra piel, pero aunque lo parezcan, algunas afecciones cutáneas que parecen producidas por ellos, realmente no lo son. Un ejemplo es el caso del liquen plano, que se denomina así por la similitud de las lesiones con los líquenes que aparecen en la superficie de árboles y rocas.

La Dra. Cristina Zemba nos explica, en la Unidad de Dermatología de Clínica Omega Zeta, experta en medicina integrativa en Barcelona, en qué consiste el liquen plano, sus causas, síntomas, diagnóstico, y tratamiento.

¿Qué es el liquen plano y cuáles son sus posibles causas?

El liquen plano es una enfermedad cutánea que produce hinchazón e irritación de la piel, cuero cabelludo, mucosas y uñas, produciendo bultos planos, de tono violáceo que causan picazón.

En las mucosas aparecen manchas en forma de red, como llagas dolorosas.

En lo referente a su causa, ésta es desconocida. El estudio de las lesiones en enfermos demuestra presencia de linfocitos T (células del sistema inmune) que atacan a las células de la epidermis.

Sin embargo, la aparición del liquen plano puede desencadenarse por los siguientes motivos:

  • Infección por hepatitis B o C.
  • Estrés o ansiedad.
  • Traumatismos, o sobre cicatrices (fenómeno Köebner)
  • Tras la vacuna contra la gripe.
  • Por exposición a ciertos productos químicos, pigmentos o metales.
  • Toma de analgésicos como ibuprofeno o naproxeno, así como medicamentos para la artritis, la hipertensión o enfermedades cardíacas.

Cualquier persona puede padecer el liquen plano, sin embargo, las personas de mediana edad son más propensos, y a nivel oral, afecta más a las mujeres.

¿Cuáles son sus síntomas?

Como hemos comentado, el liquen plano puede aparecer en distintas partes del cuerpo, por lo que los síntomas varían dependiendo de la zona afectada. Sin embargo, los síntomas generales más comunes son los siguientes:

  • Bultos planos de color rojizo o purpúreo en la cara interior de antebrazos, en las muñecas, en los tobillos y genitales.
  • Ampollas que explotan y generan costras.
  • Picazón.
  • Parches blancos en los labios, la lengua o la boca.
  • Úlceras dolorosas en las mucosas de la boca o la vagina.
  • Daños, e incluso pérdida de las uñas.
  • Cambio de color del cuero cabelludo y/o pérdida del cabello.

A pesar de lo que pueda considerarse, esta afección no es contagiosa. Sin embargo, puede producir complicaciones como dolor y cicatrices en la vulva y la vagina que generan disfunción sexual, complicaciones para comer y aumento del riesgo de cáncer bucal. En el conducto auditivo, puede causar pérdida de audición.

Diagnóstico y tratamiento

El diagnóstico del liquen plano consiste en la valoración de la sintomatología referida por el paciente así como de sus antecedentes clínicos y familiares. Seguidamente, se llevará a cabo una exploración clínica, que puede complementarse con pruebas como una biopsia, prueba de la hepatitis o de la alergia. En el caso de que el liquen plano aparezca en otras zonas específicas (como en el canal auditivo o los genitales) se llevarán a cabo otras pruebas concretas.

En lo referente al tratamiento, mientras que el liquen plano en la piel puede remitir por sí mismo y no volver a aparecer, en las mucosas puede ser más resistente y recurrente.

Además de abordar la causa subyacente que pueda causarlo, algunos tratamientos que se pueden valorar para tratar sus síntomas son:

  • Corticosteroides.
  • Antiinfecciosos orales.
  • Antihistamínicos.
  • Fármacos para el sistema inmune.
  • Fototerapia.

También será beneficioso reducir el estrés, darse un baño de avena, usar aloe vera, ponerse pomadas con al menos un 1% de hidrocortisona y aplicar compresas frías.

Asimismo es fundamental evitar el tabaco, los alimentos y bebidas ácidas o condimentadas y el alcohol.

Si precisáis de mayor información acerca de cómo cuidar vuestra salud correctamente, os invitamos a seguir los artículos de nuestro blog, consultar nuestras áreas terapéuticas, o poneros en contacto con nosotros sin compromiso.

Dermatología Integrativa. Microinmunoterapia. Micronutrición. Medicina genómica. en Clínica Omega Zeta
Especialista en Dermatología y Venereología, otorgado por la Universidad de Buenos Aires en 1989, y homologado por el Ministerio de Educación y Ciencia de Madrid en el año 1991.

La especialidad se realizó en régimen de Residencia Médica, constando de un examen inicial de selección y 4 años de residencia médica, a los que se agregan 2 más en el mismo hospital con cargo de Jefe de Residentes e Instructor de Residentes.
Dra. Cristina Zemba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.