acrocordones

Acrocordones: Tejido que parece una verruga pero no lo es

La piel de cada persona es única, no solo por sus líneas y huellas en los dedos, sino también por otras cuestiones, como las manchas, la pigmentación, los lunares y verrugas etc. Un ejemplo son los acrocordones.

La Dra. Cristina Zemba, nos explica, en la Unidad de Dermatología de Clínica Omega Zeta, experta en medicina integrativa en Barcelona, qué son los acrocordones, sus causas y cómo tratarlos y prevenirlos.

¿Qué son los acrocordones?

Un acrocordón es un tumor benigno (un crecimiento del tejido cutáneo que no causa cáncer). Pueden ser de color carne o de color oscuro, como los lunares o verrugas.

Suelen aparecer en las zonas en que la piel forma pliegues o dónde existen roces, como por ejemplo en el cuello, las axilas o la ingle.

También pueden aparecer en los párpados y otras zonas de la cara.

¿Qué síntomas y efectos producen?

Los acrocordones son asintomáticos, indoloros e inofensivos. No tienen tendencia a crecer ni tender a hacerse malignos, sin embargo suelen provocar incomodidad a nivel estético.

Otros efectos leves que pueden generar son molestias si se enganchan en la ropa o se irritan por un roce o traumatismo.

¿Son lo mismo que las verrugas?

Aunque son muy similares, los acrocordones y las verrugas no son lo mismo. Las verrugas aparecen por una causa vírica (por el papilomavirus o virus de la verruga). Los acrocordones son crecimientos anormales de tejido cutáneo, pero inofensivos, por lo que, al no ser causados por un virus, no son contagiosos y no se extienden al tocarlos.

¿Por qué aparecen?

Aunque pueden aparecer en personas con un peso adecuado, el factor que más frecuentemente produce su aparición es el sobrepeso.

Se tiene constancia de que las personas con sobrepeso y obesidad cuentan con más resistencia a la acción de la insulina por parte de sus células. Esta hormona hace que nuestras células obtengan y metabolicen la glucosa.

Si los niveles de insulina aumentan, esta tiene efectos sobre la piel, produciendo que crezcan pequeñas fibrosis.

¿Cómo tratarlos?

Siempre es muy importante acudir a un profesional dermatólogo, ya que pese a que los acrocordones no son peligrosos, en algunos casos pueden confundirse con nevus o tumores de partes blandas.

Cuando son pequeños y en forma colgante (pediculados), se pueden tratar atándoles un hilo, ya que al estrangular el aporte de sangre, se necrosan y caen solos. Sin embargo, esto debe hacerlo siempre un profesional. También pueden eliminarse con cirugía, electrocoagulación, crioterapia o láser-terapia.

Es importante recordar que al no tratarse de verrugas no deben utilizarse líquidos antiverrugas, o similares, en su tratamiento.

¿Se pueden prevenir?

Los acrocordones, como hemos comentado, pueden aparecer en cualquier persona (sobre todo en personas entre los 30 y 40 años). Sin embargo, su principal factor de aparición es la resistencia a la insulina.

Por lo tanto, la forma para que no aparezcan más es reducir la resistencia a la insulina, llevando a cabo una dieta baja en azúcares.

Finalmente, recomendamos mantener visitas de seguimiento con un dermatólogo y acudir a él ante cualquier duda o sospecha para prevenir problemas en la piel. Si precisáis de mayor información acerca de cómo cuidar vuestra salud correctamente, os invitamos a seguir los artículos de nuestro blog, consultar nuestras áreas terapéuticas, o poneros en contacto con nosotros sin compromiso.

Dermatología Integrativa. Microinmunoterapia. Micronutrición. Medicina genómica. en Clínica Omega Zeta
Especialista en Dermatología y Venereología, otorgado por la Universidad de Buenos Aires en 1989, y homologado por el Ministerio de Educación y Ciencia de Madrid en el año 1991.

La especialidad se realizó en régimen de Residencia Médica, constando de un examen inicial de selección y 4 años de residencia médica, a los que se agregan 2 más en el mismo hospital con cargo de Jefe de Residentes e Instructor de Residentes.
Dra. Cristina Zemba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.