estres cronico

¿Existe el estrés crónico?

Pese a que el estrés es una reacción del cuerpo ante un desafío o una demanda y que en pequeños episodios puede resultar positivo, cuando éste se prologan en el tiempo puede ser especialmente dañino para la salud.

Los mecanismos biológicos implicados en el estrés, en esa respuesta vital ante una amenaza, son muy complejos puesto que implican la gestión de la energía y la ralentización o activación de las funciones de diversos sistemas.

Ante una situación estresante, necesitamos energía para enfrentarnos a ella y en la canalización de esta algunos sistemas fisiológicos se activan para ser capaces de huir o hacerle frente, como el ritmo cardiaco, la presión sanguínea, el tono muscular o la movilización de la glucosa. De ahí, que en momentos de estrés notemos que nuestro corazón late con más fuerza, que estamos más despiertos y alerta o que nos sintamos capaces de poder con todo. En cambio, otros sistemas, como la digestión o el sistema inmunitario, se ralentizan o paralizan para dar paso a afrontar situaciones de respuesta inmediata.

Tipos de estrés

Dependiendo de su evolución y duración, el estrés se puede dividir en distintas categorías: estrés agudo, estrés episódico y estrés crónico. En este artículo nos centraremos en este último por sus repercusiones en la salud, bienestar y calidad de vida.

Estrés crónico

El estrés crónico es, por así decirlo, un estrés rutinario. Es decir, aquel que permanece día tras día y se prolonga provocado por la falta de salida de una situación. Este estrés es provocado por demandas o presiones fuertes que se prolongan durante tiempo y que llevan a que la persona deje de buscar una solución porque cree que es imposible.

Este tipo de estrés aparece frecuentemente en personas con enfermedades crónicas, dependientes, ancianos o personas que han vivido algún acontecimiento traumático.

En situaciones de estrés crónico suele suceder que la persona se acabe acostumbrando y vea aun más limitada su capacidad para dar respuesta a un cambio, a un momento desbordante o a una decisión. Por eso, este estrés va acumulándose, sumando así las consecuencias tanto en el aspecto físico como mental, pudiéndose relacionar con comportamientos de ira, problemas cardiacos, aislamiento o depresión.

Consecuencias del estrés crónico

1. Sistema cardiovascular.

Una de las consecuencias es el daño producido en los puntos de ramificación del sistema circulatorio, lo que produce problemas circulatorios o de funcionamiento.

2. Sistema inmune.

El estrés prolongado disminuye la respuesta inmunológica, haciendo a la personas menos resistente y más vulnerable a enfermedades infecciosas o víricas.

3. Sistema digestivo.

Puedes producirse dolores estomacales, nauseas, flatulencias, diarreas o la aparición de úlceras o el síndrome del intestino irritable.

4. Psicológicos.

El estrés crónico se muestra relacionado con conductas de ansiedad, miedos, depresión, estrés postraumático, conductas obsesivas, problemas de insomnio, trastornos de alimentación, etc.

Tratamiento del estrés crónico

Además del tratamiento indicado por el especialista, es necesario tratar el origen del estrés y aportar las pautas necesarias para su correcta gestión. Entre ellos, podemos encontrar terapias de relajación, Mindfulness, terapias del bienestar o técnicas más enfocadas a la recuperación de la energía, el bienestar o que ayude a afrontar esa situación que no permite avanzar. Por ello, es necesario un completo diagnóstico por parte de un equipo multidisciplinar, que permita la actuación en todas las partes implicadas.

¿Sufres estrés? En Clínica Omega Zeta te ofrecemos las herramientas para poder gestionarlo. ¡No dudes en llamarnos!

El Prof. Pere Gascón es en la actualidad Director del Laboratorio de Oncología Molecular y Translacional y, Consultor senior del Departamento de Hematología-Oncología en el Hospital Clínic de Barcelona. Está certificado por la American Board of Internal Medicine en Medicina Interna, Hematología y Oncología Médica.Se formó en la New York University Medical Center (New York), en los National Institutes of Health (NIH-Bethesda), y en laWashington University (St. Louis). Actualmente es oncólogo y Director médico de la Clínica Omega Zeta. En 1995 recibe el Laureate Award por la American College of Physicians.En 1998 es elegido entre The Best Doctors in America.
Dr. Pere Gascon

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.