arrugas

Arrugas: Cómo reducirlas y ralentizar su aparición

Para muchas personas, el paso del tiempo y el envejecimiento no son solo un buen síntoma de longevidad, sino que esta situación conlleva algunos cambios que resultan incómodos y molestos. Las arrugas son uno de los signos del envejecimiento más claros y que generan mayor rechazo, tanto que en una encuesta hasta el 80% de las mujeres consultadas desearían hacerlas desaparecer.

La Dra. Helena Biosca nos explica en la Unidad de Medicina Estética Integral Avanzada de Clínica Omega Zeta, experta en medicina integrativa en Barcelona, qué son las arrugas, por qué aparecen, qué factores pueden influir en ellas, cómo podemos reducirlas y ralentizar su aparición.

¿Qué son las arrugas?

La RAE define en su primera acepción “arruga” como “pliegue que se hace en la piel, ordinariamente por efecto de la edad” definición en la que coinciden todas las fuentes médico-estéticas.

¿Por qué aparecen?

Como hemos avanzado, las arrugas suelen aparecer por efecto de la edad, aunque también pueden aparecer momentáneamente por una inmersión prolongada de la piel (sobre todo la de las manos y pies) en agua. Al producirse la osmosis (cambio de la cantidad de agua dentro y fuera de la piel) la piel se arruga.

Sin embargo, en el caso que nos incumbe, las arrugas por la edad, estas se producen por los siguientes cambios que se dan en nuestro organismo al envejecer:

Pérdida de colágeno

El colágeno es una sustancia natural y esencial de nuestro organismo que se halla en grandes cantidades en nuestros huesos y en nuestra piel. A medida que envejecemos, disminuye la cantidad de colágeno de la que disponemos, en el caso de las mujeres, por un descenso de los estrógenos. Debido a esto, la piel adelgaza, pierde elasticidad y firmeza, ya que es un elemento que actúa como un relleno.

Deshidratación y sequedad

La pérdida de colágeno afecta al hecho de que la piel es menos capaz de retener el agua y tiende a deshidratarse con mayor facilidad. Asimismo, con la edad las glándulas sebáceas de la piel reducen su actividad, lo que comporta mayor sequedad.

La pérdida de la capa de grasa en la dermis, que actúa como relleno y mantiene la estructura de la piel, también produce que la piel se arrugue.

¿Qué factores pueden influir en su aparición?

Más allá de los cambios que comporta la edad, existen diversos factores ambientales y de hábitos que pueden influir en su aparición más temprana o de mayor gravedad. Por ejemplo, las temperaturas frías del invierno o el viento, pueden contribuir a resecar la piel y dañarla.

Tal y cómo señala un estudio japonés publicado en la revista “Experimental Dermatology” la sequedad incrementa la liberación de la proteína MMP-1, que se halla involucrada en el envejecimiento de la piel. El frío y el viento, pueden bajar la humedad del ambiente y contribuir a la sequedad ambiental, y con ello, la aparición de arrugas por sequedad cutánea.

La exposición al sol, a las cabinas de UVA, la polución, el tabaquismo, una dieta, sueño o higiene cutánea deficientes también afectan gravemente a nuestra piel.

¿Cómo podemos reducir y ralentizar la aparición de las arrugas?

Teniendo en cuenta los aspectos que pueden influir en la aparición de las arrugas, os detallamos algunas formas de reducir y ralentizar su aparición:

  • -Reducir los gestos exagerados para reducir las arrugas de expresión.
  • -Realizar una correcta hidratación mediante la ingesta de agua y la aplicación de soluciones hidratantes (colágeno, cremas hidratantes…).
  • -Reducir la exposición al sol y las cabinas de UVA y hacer uso de cremas de protección solar durante todo el año, y ante cualquier climatología.
  • -Evitar fumar y beber alcohol.
  • -Seguir unos correctos hábitos de sueño y una dieta equilibrada.
  • -Evitar la exposición de la piel directamente al frío o al viento (si salimos a la calle, cubrirnos la piel).
  • -Evitar ambientes muy secos como habitaciones con calefacción y sin ventilar. Procurar hacer uso de humidificadores.
  • -Seguir hábitos de higiene cutánea específicos.
  • -Recurrir a tratamientos naturales o de medicina integrativa, poco invasivos para la piel pero adecuados.

Si queréis saber más sobre este u otros temas, os recomendamos seguir los artículos de nuestro blog y consultar nuestras áreas terapéuticas. Asimismo, os invitamos a poneros en contacto con nosotros sin compromiso.

Nacida en Lérida, la Dra. Helena Biosca Estela está licenciada en Medicina y Cirugía en la Facultad de Medicina de Lérida y en la Universidad de Barcelona. Actualmente, es directora de la Unidad de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética de Avantmèdic. Además, cuenta con la Consulta Dra. Biosca de práctica privada en Barcelona y en Lleida y colabora como cirujana plástica en el Centre Mèdic de Castelldefels y en el Centro Lasermedic. También es Cirujana Plástica y Docente del Instituto Dermatológico Europeo di Milano y trabaja en las áreas de cirugía plástica, reparadora y estética de la Clínica Omega Zeta.
Dra. Helena Biosca
Últimas entradas de Dra. Helena Biosca (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.