Vitaminas para el cuerpo

vitaminas-para-el-cuerpo

Mucho se habla de las vitaminas como, por ejemplo, de la vitamina C especialmente ahora que los días son más fríos. Pero, ¿qué sabemos en realidad sobre ellas? ¿Por qué son importantes las vitaminas para el cuerpo?

Bien, comencemos por saber qué son las vitaminas. Éstas son nutrientes necesarios para el buen funcionamiento de las células del organismo. Por lo tanto, son consideradas como nutrientes esenciales para formar nuevos tejidos y mantener la salud de los ya existentes. Y no sólo esto, sino que estos nutrientes permiten el correcto funcionamiento de los diferentes sistemas del organismo como el inmunológico, cardiovascular, nervioso… Por tanto, podemos considerar a las vitaminas como esos nutrientes que nos ayudan a prevenir procesos de enfermedades y son indispensables para la vida y la salud.

¿Dónde se encuentran las vitaminas?

Las vitaminas, salvo la vitamina D que es sintetizada por nuestro organismo, sólo se puede obtener a partir de los alimentos. De ahí la importancia de una alimentación equilibrada y variada.

Funciones de las vitaminas

  • Vitamina A: Favorece el funcionamiento correcto del sistema nervioso y los músculos. La encontramos en la calabaza, zanahoria, huevos, pescado azul.
  • Vitamina B: Son necesarias para transformar los alimentos en energía. Está presente en legumbres, frutos secos, cereales integrales, queso, semillas, frutas.
  • Vitamina C: Con gran poder antioxidante, incrementa la absorción de calcio y mejora la función celular. Algunos de los alimentos que la contienen es la col, brócoli, naranja, kiwi, pimiento rojo.
  • Vitamina D: Necesaria para el mantenimiento de los huesos. También conocida como “la vitamina del sol” debido a que el cuerpo la produce tras la exposición a la luz solar. A parte de esto, es bueno añadir pescado azul como el salmón o el bonito.
  • Vitamina E: Antioxidante que actúa en la formación de glóbulos rojos. Se encuentra en frutos secos o en el aceite de girasol o de oliva virgen extra.
  • Vitamina K: Interviene en los procesos de coagulación. Las espinacas, el brócoli, la col o las ciruelas son alimentos ricos en esta vitamina.

¡Vitaminas todos los días!

Ahora que tenemos toda esta información podemos concluir que una alimentación con un nivel adecuado de proteínas, hidratos de carbono y vitaminas nos dará los nutrientes necesarios a nuestro organismo. Con esto siempre será suficiente.

En el caso de que se haya detectado síntomas de carencia de alguna vitamina, se podrá recomendar un extra de vitaminas y minerales de origen natural, especialmente en épocas en las que nuestro cuerpo no las aprovecha o necesita más, como puede ser ante situaciones de estrés, malas digestiones o inestabilidad emocional. Nuestro equipo médico te guiará en ello.

Últimas entradas de Clínica Omega Zeta (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.