que cenar

¿Qué ceno hoy?

¿Qué ceno hoy? Seguro que alguna vez te has hecho esta pregunta y a la que, casi sin darte cuenta, te has contestado con un “cualquier cosa”. Y es que la cena normalmente se convierte en la comida a la que menos tiempo dedicamos y, por tanto, la gran olvidada del día.

A la hora de cenar, por norma general, se producen 3 tipos de situaciones: nos la saltamos pensando que engorda, nos damos un gran atracón porque no hemos comido bien el resto del día, o lo solucionamos con lo primero que encontramos en la nevera. Todas estas situaciones son incorrectas, ya que tan malo es cenar en exceso como no hacerlo. Además, la mala elección de lo que ingerimos puede conducirnos a descansar mal, levantarnos con mucha más hambre o acumular calorías.

Si te preguntas cuál es la clave para tener una buena digestión, a la vez que mantener un peso ideal, es cenar de forma ligera con buenas combinaciones de alimentos. Esto hará que descansemos mejor y obtendremos más bienestar.

Estas recomendaciones ayudarán a planificar las cenas, aunque recuerda que, para conseguir una dieta adecuada y equilibrada, ésta debe ser supervisada por un especialista.

– La cena debe aportar el 15-20% de la energía que necesitamos cada día.

– ¿Llegas con mucha hambre? No te saltes ninguna de las otras comidas del día. Procura merendar alimentos que te aporten energía y saciedad como, por ejemplo, la fruta y los frutos secos.

– Cenar siempre. Sino lo hacemos el nivel de azúcar en sangre baja provocando que nuestro metabolismo disminuya reduciendo el consumo calórico.

– Una ración adecuada de proteínas y baja en grasas hará que nuestro metabolismo funcione correctamente.

– Nada de picoteo ni sólo fruta. Si lo hacemos, acabaremos sintiendo molestias digestivas. La fruta es, junto a los lácteos o derivados, uno de los postres más recomendados por la noche pero eso no significa que deban servir como sustitutivo de la cena.

– Escucha a tu cuerpo. Ve descartando aquellos alimentos que te producen hinchazón abdominal o gases.

– Más verduras. Una buena cena debe incluir siempre una buena ración de verduras, ya sean crudas o cocinadas.

– Mejor elige pescado. La cena tiene que ser rica en proteínas y se deben elegir siempre los alimentos más magros posibles (huevos, carne, pescado).

– Sin mucha grasa. Opta por preparar los alimentos a la plancha, horno o hervido. Prescinde de las frituras.

– ¡Siempre nutrientes! Puedes conocer más acerca de ellos en este artículo del blog.

– ¿Una infusión? Muchas de ellas son digestivas y relajantes por lo que es una buena opción.

– ¿A dormir cuándo? Mantén activo tu organismo mientras digiere los alimentos. Procurar irte a dormir como mínimo 1:30 h después de terminar la cena.

¿Ya sabes que tendrás hoy para cenar? No dudes en exponer todas tus dudas a nuestros especialistas en Nutrición Integrativa, los cuáles te ayudarán a adquirir más y mejores hábitos.

Últimas entradas de Clínica Omega Zeta (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.