Setas, calabaza… ¡Un otoño saludable y rico!

alimentacion-en-otoño

El descenso de horas de luz, el comienzo del frío, el ritmo de vida, pueden ser los causantes de un cierto estado de melancolía y cansancio, así como de la aparición de resfriados.

Por ello, la alimentación debe adaptarse, tanto en adultos como en niños, a la estación en la que nos encontramos, pues sólo si nos nutrimos correctamente podremos hacer frente a los posibles trastornos derivados de los cambios de temperatura o del estrés producido por los diversos compromisos del día a día.

Así tendremos más energía y sobrellevaremos el otoño mucho más positivos, disfrutando de sus paisajes, de los paseos y de las ricas comidas calientes al llegar a casa.

Alimentos para un otoño saludable y rico

  • Setas: Forman parte del grupo de alimentos inmunoestimulantes que refuerzan nuestro sistema inmunitario para protegernos del frío. Además, son muy apreciadas por su sabor, su pobre contenido calórico, sus tipos y propiedades. Son ricas en micronutrientes como el yodo, fósforo, cobre, hierro y precursores de la vitamina D y vitamina B.
  • Calabaza: Proporciona buenas cantidades de betacaroteno y vitaminas C y E, implicadas en el mantenimiento de la función visual. También, gracias a su riqueza en potasio, ayuda al control de la tensión arterial. Contiene pocas calorías y resulta digestiva.
  • Boniato: Rico en nutrientes antioxidantes (betacaroteno y vitamina C). Además, abunda en magnesio, hierro, fósforo y calcio. Ojo porque contiene muchos azúcares.
  • Otras verduras: Berenjena, brócoli, coles de Bruselas, espinacas, calabacín, pimiento… Ricos en vitaminas y minerales y cargadas de ácido fólico y vitamina C.
  • Castañas: Una de las estrellas de la temporada, aportan potasio, magnesio, hierro y fósforo. También son ricas en las antioxidantes vitaminas C y E.
  • Frutas: Uvas, higos, papaya, mandarina, manzanas… Esenciales para el desarrollo y mantenimiento celular, y el aporte de vitaminas al organismo.
  • Legumbres: Una gran fuente de energía ya que son ricas en proteínas de carácter vegetal, hidratos de carbono, fibra, minerales y vitaminas.

Además de todo esto, bebe más agua (o infusiones, caldos, zumos naturales…), realiza alguna actividad física, duerme más horas y disfruta del momento.

¡Aprovecha todo lo bueno de esta temporada!

Últimas entradas de Clínica Omega Zeta (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.