mejorar las digestiones habitos

Cómo mejorar las digestiones

Grandes comilonas, mala alimentación, comer rápido y a destiempo, comer poco o tarde… Son muchas las causas que pueden producirnos digestiones pesadas o la aparición de molestias digestivas como acidez, regurgitación o gases.

El estómago es un punto clave para mantener el equilibrio y buen funcionamiento de nuestro organismo y, por tanto, la buena digestión es la base para sentirnos bien, tanto física como anímicamente. Las digestiones pesadas y lentas pueden deterior nuestro bienestar y salud, impedir la absorción de nutrientes y la eliminación de toxinas de nuestro cuerpo. Por tanto, es un tema de gran importancia y al que debemos poner remedio o, directamente, evitarlo.

¿Tengo digestión pesada?

Existen determinados síntomas que, en la gran mayoría de los casos, nos advierten de una digestión pesadas y lenta. Estos son:

– Cansancio.

– Somnolencia

– Hinchazón.

Gases.

– Sensación de “estar muy lleno”.

– Reflujo gástrico.

– Estreñimiento.

– Mal aliento.

Mejorar las digestiones

Teniendo en cuenta que factores como el estrés, la mala alimentación, la falta de ejercicio físico, deficiencias de la flora intestinal o un mal descanso pueden condicionar nuestras digestiones, así como debilitar el sistema inmunológico, es fundamental que nos centremos en estos aspectos para su mejora.

Estrés

El ritmo de vida y las preocupaciones pueden dañar nuestra salud. En el caso de las digestiones, un ritmo acelerado nos hace comer peor, masticar poco y rápido, y producir así indigestiones, gases o digestiones lentas. Por eso, es importante masticar los alimentos muy bien, tomarse el tiempo suficiente para comer y optar por alimentos ligeros, especialmente si ya se padece algún trastorno digestivo.

Alimentación

Además de incrementar el consumo de verduras frescas, alimentos fermentados y proteínas, debemos evitar el consumo de alimentos que segregan enzimas y jugos gástrico como los chicles o las gominolas. También es importante evitar los fritos, dulces, snacks, salsas y comida rápida.

Actividad física

Practicar ejercicio nos ayuda no sólo a sentirnos mejor, sino a asimilar mejor los nutrientes. Es importante por tanto realizar alguna actividad de forma regular y caminar, al menos, unos 30 minutos diarios.

Flora intestinal

No debemos descuidar el intestino mediante la toma de complementos como los probióticos, especialmente si hemos sufrido algún episodio de diarrea o vómitos o estamos tomando medicación de larga duración. Estos se encargan de reforzar y mantener la flora intestinal y ayudar a una mayor absorción de todos los nutrientes. Otro opción es recurrir a la fitoterapia.

Descanso

Una cena ligera y con tiempo facilita un mejor descanso. No se trata de comer menos, sino de seleccionar los alimentos oportunos para cada momento del día y en las horas indicadas. Así mismo, deberíamos procurar no hacer siesta después de comer para así no entorpecer la digestión.

 

¿Sueles tener buenas o malas digestiones? ¿Qué factores crees que están influyendo en ellas?

El Prof. Pere Gascón es en la actualidad Director del Laboratorio de Oncología Molecular y Translacional y, Consultor senior del Departamento de Hematología-Oncología en el Hospital Clínic de Barcelona. Está certificado por la American Board of Internal Medicine en Medicina Interna, Hematología y Oncología Médica.Se formó en la New York University Medical Center (New York), en los National Institutes of Health (NIH-Bethesda), y en laWashington University (St. Louis). Actualmente es oncólogo y Director médico de la Clínica Omega Zeta. En 1995 recibe el Laureate Award por la American College of Physicians.En 1998 es elegido entre The Best Doctors in America.
Dr. Pere Gascon

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.