Los efectos de la serotonina

La serotonina, o 5-HT, es un neurotransmisor cerebral que afecta los procesos corporales facilitados por el sistema neuro-endocrino, el sistema nervioso central y el sistema vascular. ¿Cómo sentimos sus efectos en el cuerpo?

Pese a ser complicado trazar cada una de sus funciones, a través de este artículo destacaremos 4 de ellas, relacionadas con el equilibrio cuerpo-mente.

  1. Fundamental en la digestión.

Las mayores concentraciones de serotonina no se encuentran en el cerebro, sino en el tracto gastrointestinal. Es allí donde ejerce una de sus funciones más importantes: regular la digestión.

Si los niveles de serotonina son altos puede causar episodios de diarrea, al contrario de lo que pasa si existen niveles muy bajos que es cuando aparece el estreñimiento.

  1. Actúa en la depresión.

La depresión afecta al cerebro cuando los niveles de neurotransmisores dopamina, serotonina y adrenalina son anormales, especialmente cuando falta serotonina.

De ahí que la serotonina haya estado asociada durante muchos años a los síntomas de la depresión, ya que es muy habitual que las personas con un trastorno de este tipo tengan bajas concentraciones de 5-HT en sangre.

  1. Influye en el humor.

Los niveles bajos de serotonina, que suele suceder cuando alguien no ha comido correctamente o está estresado, afecta al estado emocional y a las regiones cerebrales que permiten controlar estados como el enfado.

La serotonina sirve también para estabilizar el estado emocional del ser humano ante situaciones de tensión. Así pues, las personas más impulsivas tienden a tener menos niveles de serotonina actuando que aquellas que son más relajadas.

  1. Regula el ciclo del sueño.

La producción de serotonina influye en la regulación de nuestro descanso,favoreciendo o dificultando conciliar el sueño. Lo habitual es que los niveles de serotonina tienden a llegar a su máximo en los momentos más soleados del día, y que durante el sueño bajen a su mínimo.

Muchos factores juegan un papel en la producción de serotonina, pero los factores más fuertes están vinculados a la vitamina B6, así como el aminoácido triptófano. Por tanto, para mantener los niveles adecuados de serotonina es necesario seguir una dieta equilibrada y personalizada, ya que de esta dependerá el prevenir un desequilibrio que afecte a nuestro estado emocional, salud y bienestar. ¡Consúltanos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.