superalimentos lista

¿Existen los superalimentos?

En los últimos años, se ha popularizado el uso de la palabra “superalimento” en los referente a la alimentación y a la salud. ¿Realmente existen? ¿En qué consisten y cuáles son estos alimentos?

La comunidad científica denominó ingredientes funcionales a nutrientes que preservan la salud sin aportar apenas calorías. Es de ahí de donde proviene el nombre de superalimento pero se trata, al fin y al cabo, de productos saludables que preservan la salud, pero no tienen el beneficio de curar en ningún caso.

Lo que denominamos “superalimentos”, por tanto, son productos altos en antioxidantes, fitonutrientes, depurativos y que contribuyen a reducir el riesgo de aparición de enfermedades. Algunos son más conocidos y tradicionales, como el aceite de oliva virgen extra, las verduras y frutas o las legumbres, y otros, como la quinoa y las semillas, comienzan a hacerse un hueco en nuestra cesta de la compra.

Dejemos claro que la mejor manera de aportar al organismo todas las vitaminas y nutrientes que necesita es siempre a través de una alimentación variada, rica en frutas, verduras, cereales integrales y frutos secos. Esto no excluye que incorporar alimentos de los conocidos como súper produce bienestar y complementa la ingesta de lo que ya consumimos.

Superalimentos o alimentos funcionales

Entre ellos nos encontramos:

– Chia: rica en ácidos Omega-3 y fibra, con propiedades protectoras del sistema antioxidante.

– Bayas de Goji: un excelente antioxidante.

– Quinoa: un pseudeceral que aporta proteínas de alto valor biológico y aminoácidos. No contiene gluten y es muy rico en fibra de fácil digestión. Repercute en una buena salud del tránsito intestinal y es fuente de energía.

– Brócoli: una verdura con una gran cantidad de vitamina C, fibra y pocas calorías. Además, contiene sustancias antioxidantes que ayudan a prevenir enfermedades.

– Jengibre: contiene aceites esenciales, vitaminas, minerales y aminoácidos. Tiene poder antiinflamatorio y ayuda en procesos de estrés.

– Espirulina: un alga con elevado contenido proteínico y que reduce el colesterol.

– Ajo negro: su capacidad antioxidante es diez veces mayor que al del ajo normal. Refuerza el sistema inmunológico y es diurético.

– Semillas de lino: con alto contenido de grasas omega-3, fibra y lignanos, un compuesto protector natural.

Una vez visto algunos ejemplos, es importante la forma de consumirlos. Hacerlo con la menor cocción posible o crudos hará que mantengas todas sus propiedades intactas y facilitará al organismo su absorción.

Incluir estos alimentos en tu dieta no implica que deban ser sustituidos por otros como los mencionados. Si tienes dudas sobre tu alimentación, o quieres adquirir unos hábitos saludables, no dudes en acudir a un especialista. En Clínica Omega Zeta ponemos a tu disposición el Área de nutrición y endocrinología integrativa.

El Prof. Pere Gascón es en la actualidad Director del Laboratorio de Oncología Molecular y Translacional y, Consultor senior del Departamento de Hematología-Oncología en el Hospital Clínic de Barcelona. Está certificado por la American Board of Internal Medicine en Medicina Interna, Hematología y Oncología Médica.Se formó en la New York University Medical Center (New York), en los National Institutes of Health (NIH-Bethesda), y en laWashington University (St. Louis). Actualmente es oncólogo y Director médico de la Clínica Omega Zeta. En 1995 recibe el Laureate Award por la American College of Physicians.En 1998 es elegido entre The Best Doctors in America.
Dr. Pere Gascon

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.