deficiencia de vitamina d

Deficiencia de vitamina D: síntomas y consecuencias

La vitamina D, también denominada calciferol, es una de las vitaminas liposolubles imprescindibles para la absorción del calcio y el fósforo, dos minerales para la formación correcta y el mantenimiento de los huesos y dientes. Pero no solo eso porque también es esencial para los músculos, el cerebro y el corazón. Por tanto, es importante tener unos niveles óptimos de esta vitamina. A continuación, te mostramos qué síntomas pueden alertar de una deficiencia de vitamina D y sus consecuencias para la salud.

Cómo se obtiene la vitamina D

Se puede obtener la vitamina D de dos modos:

– De forma natural mediante la exposición de la piel a los rayos del sol.

– Por el consumo de alimentos ricos en esta vitamina o de suplementos.

 

Síntomas de deficiencia de vitamina D

– Problemas dentales. La falta de vitamina D dificulta la absorción del calcio en los dientes por lo que se incrementa el riesgo de infecciones o pérdida de las piezas dentales.

– Presión arterial alta. Cuando la presión arterial aumenta, es importante estudiar las posibles deficiencias nutricionales vinculadas a este hecho.

– Inflamación, principalmente en las extremidades. La vitamina D ayuda a controlar los procesos inflamatorios por lo que su deficiencia puede provocar dolor, sensibilidad, inflamación o enfermedades articulares.

– Debilidad. Huesos y músculos se resienten con más facilidad cuando no se cuenta con unos niveles óptimos de vitamina D.

– Fatiga.

– Problemas intestinales. Estos pueden estar vinculados con la deficiencia de vitamina D. Por eso, es primordial mejorar la absorción especialmente en caso de enfermedad de Crohn o sensibilidad al gluten.

– Cambios emocionales. Esta vitamina influye en la segregación de las hormonas del bienestar y, por tanto, sus bajos niveles están asociados a la irritabilidad, cambios de humor e incluso depresión.

– Aumento de peso. Unos niveles bajos de esta vitamina dificulta la actividad metabólica.

Consecuencias para la salud

Las consecuencias de una niveles bajos de vitamina D son múltiples, destacando el aumento del riesgo de padecer osteoporosis y osteomalacia. También su deficiencia puede estar vinculada a la disminución de la función cognitiva, la aparición de enfermedades crónicas, fatiga, psoriasis, artritis, enfermedades cardiacas, enfermedades inmunológicas, depresión o trastornos afectivos.

 

¿Crees que puedes tener deficiencia de vitamina D?

Si sospechas que tienes deficiencia de esta vitamina, procura aumentar el consumo de alimentos que la contiene y realiza baños de sol cortos. Así mismo, en Clínica Omega Zeta, clínica especializada en Medicina Integrativa en Barcelona, ponemos a tu disposición nuestros servicios para ayudarte a recuperar los niveles de vitamina D y otros problemas de carencias nutricionales. Ponte en contacto con nosotros.

El Prof. Pere Gascón es en la actualidad Director del Laboratorio de Oncología Molecular y Translacional y, Consultor senior del Departamento de Hematología-Oncología en el Hospital Clínic de Barcelona. Está certificado por la American Board of Internal Medicine en Medicina Interna, Hematología y Oncología Médica.Se formó en la New York University Medical Center (New York), en los National Institutes of Health (NIH-Bethesda), y en laWashington University (St. Louis). Actualmente es oncólogo y Director médico de la Clínica Omega Zeta. En 1995 recibe el Laureate Award por la American College of Physicians.En 1998 es elegido entre The Best Doctors in America.
Dr. Pere Gascon

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.