reducir azucar

Cómo consumir menos azúcar

¿Necesitas tu dosis de chocolate o cualquier otro dulce cada día? ¿Sueles picar entre horas productos “no saludables”? Si tú también te has planteado llevar una dieta más sana y reducir el consumo de azúcar, ¡no te pierdas estas recomendaciones!

Tal y como explicamos en su día en el artículo “¿Es el azúcar el nuevo tabaco?”, este componente resulta dañino, y no necesariamente por su contenido calórico, sino por las reacciones tóxicas que provoca en el cuerpo.

El azúcar resulta dañino en cantidades significativas, y no necesariamente por su alto contenido calórico, sino porque provoca una cadena tóxica de reacciones en el cuerpo que dan como resultado grasas dañinas, hormonas y otros subproductos metabólicos. Por no hablar de los numerosos estudios que la señalan como uno de los causantes de enfermedades metabólicas y cardiovasculares.

Sabiendo que el azúcar se encuentra en casi todos los alimentos, excepto en la carne, el aceite y la mantequilla, podemos hacernos una idea de lo que ya consumimos y de su poder adictivo que nos hace necesitar más, sin posibilidad de consolarnos con lo que ya tomamos de forma natural. Esta “adicción” se produce por la activación de los centros de recompensa en el cerebro, es decir, la percepción de sabor dulce aumenta la producción de dopamina, lo que unido a la activación de receptores, nos produce una sensación

de placer, además de la energía momentánea.

¿Hay un tipo de azúcar peor que otro?

Hay una gran diferencia entre el azúcar que se encuentra presente de forma natural en los alimentos crudos como frutas, verduras, granos enteros o leche, que los azúcares refinados que se agregan a alimentos procesado o preparados. Estos azúcares añadidos son infinitos: azúcar blanco, jarabe de maíz, néctar de agave, dextrosa, sacarosa, fructosa… Son estos los que están señalados como la causa principal de nuestro problema con el azúcar, teniendo en cuenta lo calóricos que son y la carencia de nutrientes que tienen.

Reducir el consumo de azúcar

El azúcar se ha convertido en una de las prioridades mundiales frente a las que luchar en el mundo de la nutrición. Las grandes instituciones, como la Organización Mundial de la Salud (OMS) instan a reducir su consumo. Aunque lentamente, ya hemos ido viendo cambios, como el nuevo impuesto a las bebidas azucaradas o la concienciación que se hace en escuelas o a través de revistas especializadas. Pero, ¿qué nos puede aportar reducir el consumo de azúcar para nuestra salud y bienestar?

Además de la prevención de enfermedades a largo plazo, reducir el azúcar puede aportarnos beneficios a corto y medio plazo, como:

– Pérdida de peso. El exceso de azúcar es una de las causas principales del sobrepeso y la obesidad.

– Regulación del apetito. El consumo de azúcar refinados produce una resistencia a la leptina, hormona involucrada en el apetito.

– Menor riesgo cardiovascular. El consumo de azúcar afecta a la presión arterial y a la presencia de lípidos como el colesterol.

¡Da el paso!

Una de las primeras cosas que debemos hacer es cambiar el hábito, es decir, modificar el comer azúcar por otras actividades que nos producen un placer similar.

Otra forma de reducir el consumo es pensar qué nos hace tomar azúcar. Muchas veces este tipo de antojos, o los atracones, están enmascarando una necesidad, una emoción contenida, ansiedad, estrés o tristeza. En este caso, el artículo sobre Mindful Eating te será de ayuda.

¡Cambia tu alimentación y cambiarás tu vida!

 

No te pierdas otros artículos relacionados con este tema:

Azúcar, endulzantes naturales… ¿Qué tomar?

Alternativas al azúcar

El Prof. Pere Gascón es en la actualidad Director del Laboratorio de Oncología Molecular y Translacional y, Consultor senior del Departamento de Hematología-Oncología en el Hospital Clínic de Barcelona. Está certificado por la American Board of Internal Medicine en Medicina Interna, Hematología y Oncología Médica.Se formó en la New York University Medical Center (New York), en los National Institutes of Health (NIH-Bethesda), y en laWashington University (St. Louis). Actualmente es oncólogo y Director médico de la Clínica Omega Zeta. En 1995 recibe el Laureate Award por la American College of Physicians.En 1998 es elegido entre The Best Doctors in America.
Dr. Pere Gascon

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.