alimentación y depresión

Alimentación y depresión: ¿Puede ayudar en ella?

La depresión es una enfermedad mental que afecta a miles de personas cada año y que puede llegar a tener importantes consecuencias y efectos en las personas que la padecen. Aunque puede tener diversas causas y detonantes, existen factores que pueden promover su aparición o que la recuperación sea más difícil, como la alimentación. La Dra. Cristina Zemba nos explica, en la Unidad de Neurograstroenterología y PNIE de Clínica Omega Zeta, experta en medicina integrativa en Barcelona, qué relación existe entre alimentación y depresión y cómo podemos actuar en estos casos.

¿Qué relación existe entre alimentación y depresión?

Aunque la relación directa entre alimentación y depresión no está completamente reconocida, sí existe evidencia de que hay relación entre la ingesta de ciertos nutrientes (y la falta de ellos) y la salud psicológica.

Pero en primer lugar, debemos tener en cuenta que la relación entre la dieta y el estado de ánimo tiene que ver con el sistema nervioso entérico (SNE). El SNE es una parte del sistema nervioso cuya función es regular el aparato digestivo, de ahí que exista relación entre el estado de ánimo con enfermedades y síntomas digestivos como el síndrome de colon irritable, el estreñimiento o la diarrea.

Acerca de la evidencia existente entre salud psicológica y la ingesta de ciertos nutrientes o alimentos, esta es abundante.

Se ha detectado una menor incidencia de la sintomatología depresiva ante la ingesta de proteínas, micronutrientes y ácidos grasos poliinsaturados. La calidad del sueño también se ve mejorada por el consumo de nutrientes como el calcio, la vitamina C o el selenio.

Por otra parte, el consumo de alimentos procesados y carbohidratos simples se ha asociado Además, la ingesta baja o nula de ácidos grasos omega-3 y minerales como el zinc, el cobre o el manganeso se ha relacionado con mayor ansiedad.

¿Cómo debemos plantear nuestra alimentación para prevenir o sobrellevar mejor una depresión?

Teniendo en cuenta que sí existen evidencias que relacionan el consumo de ciertos alimentos (o su falta) con una mejor o peor salud mental, algunos hábitos alimenticios que podemos llevar a cabo para mejorar ésta son:

  • Consumir aceite de oliva virgen para cocinar y para aderezar. Es preferible consumirlo en crudo.
  • Aumentar el consumo de verduras, frutas, legumbres, frutos secos, semillas y cereales enteros.
  • Evitar el consumo de cremas, mantequilla, procesados, comida rápida, dulces, bebidas azucaradas etc.
  • Preparar salsas caseras.
  • Reducir el consumo de carne y optar por la carne blanca antes de la carne procesada y/o roja.
  • Consumir alimentos ricos en ácidos grasos omega-3, como los pescados azules, los frutos secos (como nueces y almendras), mariscos, tofu y ciertos aceites vegetales.
  • Seguir patrones de dietas tradicionales, como lo es la dieta mediterránea, muy positiva.

¿Qué otras cosas debemos tener en cuenta para mejorar nuestra salud mental?

Además de la alimentación, existen otros factores y hábitos que nos pueden ayudar a aumentar nuestra serotonina de forma natural, para así mejorar nuestro ánimo.

Algunos ejemplos son tratar de relajarnos, hacer ejercicio físico moderado y regular, exponernos al sol o hacer cosas que nos hagan sentir bien, como ayudar a otros o dedicar tiempo a un hobby.

Si precisáis de mayor información acerca de cómo cuidar vuestra salud correctamente, os invitamos a seguir los artículos de nuestro blog, consultar nuestras áreas terapéuticas, o poneros en contacto con nosotros sin compromiso.

Dermatología Integrativa. Microinmunoterapia. Micronutrición. Medicina genómica. en Clínica Omega Zeta
Especialista en Dermatología y Venereología, otorgado por la Universidad de Buenos Aires en 1989, y homologado por el Ministerio de Educación y Ciencia de Madrid en el año 1991.

La especialidad se realizó en régimen de Residencia Médica, constando de un examen inicial de selección y 4 años de residencia médica, a los que se agregan 2 más en el mismo hospital con cargo de Jefe de Residentes e Instructor de Residentes.
Dra. Cristina Zemba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.