Tecnología

Bemer

BEMER es la tecnología médica que ha demostrado conseguir mejorías, entorno al 30%, en los 4 principales parámetros de la microcirculación sanguínea, lo que la convierte en el recurso terapéutico más eficaz para abordar problemas micro-circulatorios. Este hecho supone beneficios terapéuticos múltiples y profundos en un enorme abanico de patologías. Por eso, en Clínica Omega Zeta somos pioneros en integrar la tecnología BEMER en muchas de nuestras terapias.

La NASA ha elegido la tecnología BEMER para el desarrollo de sus trajes espaciales de última generación, con el fin de prevenir la pérdida de masa muscular (sarcopenia) y de la masa ósea (ostopenia) en condiciones de gravedad cero.

 

¿Qué es BEMER?

BEMER es un dispositivo médico homologado (Clase IIa) que mejora significativamente la microcirculación sanguínea, activando la circulación de los vasos más pequeños -vía una señal electromagnética pulsante de muy baja frecuencia- mediante la estimulación de la vasomoción, es decir, el movimiento auto-rítmico de vasoconstricción y vasodilatación independiente del corazón, que tiene lugar en las arteriolas y las meta-arteriolas. Mejora la distribución sanguínea en las redes capilares y facilitan un mayor aporte de oxígeno y nutrientes a todas las células del organismo, así como una mejor eliminación de los desechos del metabolismo celular. Por tanto, BEMER actúa en la base misma del metabolismo celular. Así, al incrementar la producción de energía celular (ATP) y optimizar su función excretora, se mejora el metabolismo celular, fomentando con ello el poder curativo del propio cuerpo.

Asimismo, BEMER tiene una influencia positiva sobre el sistema inmunitario, favoreciendo una mayor adhesión y transmigración de los glóbulos blancos, lo cual permite simultáneamente potenciar las defensas del organismo.

 

¿En qué patologías está indicado el uso de BEMER?

BEMER actúa sobre las funciones básicas del metabolismo celular, por tanto es complementaria y potencia el tratamiento de cualquier patología.*

La gran mayoría de enfermedades incorporan algún trastorno asociado de la microcirculación sanguínea (el cual, en numerosos casos es el origen mismo de la enfermedad).

BEMER está especialmente indicada como coadyuvante en terapias combinadas.

Son numerosos los casos clínicos documentados de importantes mejorías en patologías muy diversas: diabetes II, hipertensión, polineuropatía diabética, lumbalgia, degeneración macular, artritis, esclerosis múltiple, hígado graso, cataratas, disfunción eréctil, fracturas óseas, migrañas, así como diversas dolencias del aparato músculo-esquelético, etc.

BEMER es asimismo una herramienta formidable en el ámbito de la prevención.

* “Puesto que este sistema [de intercambio entre la sangre y las células parénquimas que tiene lugar en la microcirculación] está tan profundamente involucrado en prácticamente todas las funciones fisiológicas, no es sorprendente que todas las patologías (y tratamientos potenciales) impliquen uno o más elementos de la microcirculación”. Ivo Torres Filho, MD, PhD. U.S. Army Institute of Surgical Research. Fort Sam, Houston, Texas. Research in microcirculation in Health and Disease. Proceedings 1st IMIN Conference. Orlando 2016

 

Características de la terapia BEMER

La terapia físico-vascular BEMER es:

  • completamente segura
  • no invasiva
  • indolora
  • cómoda
  • altamente eficaz

Si lo desea, puede informarse acerca de disponer de un equipo de tratamiento BEMER a domicilio en nuestra Clínica o en www.clinicaomegazeta.bemergroup.com.

 

Aval científico de la terapia BEMER

Los efectos de BEMER, verificados en numerosos estudios independientes, reflejan valores* con gran potencial terapéutico, como son los siguientes:

  • 27% aceleración de la vasomoción
  • 29% mejor distribución sanguínea en la red capilar
  • 31% incremento del reflujo venoso
  • 29% mayor extracción de oxígeno

* Valores registrados tras 30 días de tratamiento. Fuente: Klopp et al.: Effects of physical stimulation of spontaneous arteriolar vasomotion in patients of various ages undergoing rehabilitation. Complementary Integrative Medicine 2013;10 pp15-20.

 

De acuerdo con el Dr. Rainer Klopp, director del Instituto para la Microcirculación de Berlín, el gran centro de referencia a nivel mundial en investigación microvascular:

“La tecnología BEMER representa hoy el método de tratamiento físico más eficaz y más estudiada para la disfunción de la microcirculación. Dado que las intervenciones terapéuticas a base de fármacos son muy limitadas, especialmente en las arteriolas de pequeño tamaño y vasomoción autorrítmica, esta terapia representa realmente una opción de tratamiento sin precedentes y debería usarse en la práctica médica como terapia complementaria para mejorar la microcirculación disfuncional”.

BEMER es la tecnología médica que ha demostrado conseguir mejorías, entorno al 30%, en los 4 principales parámetros de la microcirculación sanguínea, lo que la convierte en el recurso terapéutico más eficaz para abordar problemas micro-circulatorios. Este hecho supone beneficios terapéuticos múltiples y profundos en un enorme abanico de patologías. Por eso, en Clínica Omega Zeta somos pioneros en integrar la tecnología BEMER en muchas de nuestras terapias.

La NASA ha elegido la tecnología BEMER para el desarrollo de sus trajes espaciales de última generación, con el fin de prevenir la pérdida de masa muscular (sarcopenia) y de la masa ósea (ostopenia) en condiciones de gravedad cero.

Seguir leyendo