Patología

Hipertensión arterial

hipertension

¿Qué es la hipertensión arterial?
Estar nervioso o tenso no es sinónimo de tener la tensión alta. La hipertensión arterial es el aumento de la presión arterial de forma crónica. El problema es que no presenta síntomas durante mucho tiempo, y el hecho de que las arterias sufran la hipertensión durante un largo período tiene como consecuencia que se endurezcan, se hagan más gruesas y que el paso de la sangre sea más dificultoso. Cuando esto ocurre, puede desencadenar en complicaciones más graves como un infarto de miocardio, una hemorragia o trombosis cerebral, las cuales se pueden evitar si controlamos los niveles de la tensión arterial.

¿Cuáles son las causas de la hipertensión arterial?
Aunque existen factores que favorecen el aumento de la presión sanguínea, lo cierto es que esta enfermedad la mayoría de las veces no responde a una causa clara, es lo que se llama, hipertensión esencial. Lo más probable es que con el paso del tiempo, la tensión aumente. Esto se debe a que con la edad los vasos sanguíneos se endurecen y esto favorece la hipertensión.

¿Cuáles son los síntomas?
Una los peligros más significativos de esta enfermedad es que, la mayoría del tiempo, no hay síntomas. Las señales de alerta se presentan cuando la enfermedad ya está en un estado muy avanzado. Estos síntomas son:

  • Dolor torácico.
  • Confusión.
  • Zumbido o ruido en el oído.
  • Fatiga.
  • Dolor de cabeza.
  • Latidos cardíacos irregulares.
  • Hemorragia nasal.
  • Cambios en la visión.

¿Qué tratamientos se pueden aplicar?
La Medicina Integrativa consiste en combinar la medicina convencional y las medicinas alternativas o complementarias validadas científicamente. En el caso de la hipertensión arterial tenemos un grave inconveniente que juega en contra del paciente y del médico: no presenta síntomas durante mucho tiempo. Para afrontar a este “enemigo invisible”, en Clínica Omega Zeta trabajamos intensamente en la promoción de una vida saludable, enseñando a las personas las pautas necesarias para mejorar su calidad de vida en función de su caso concreto (sexo, edad, estilo de vida, hábitos, genética, estado emocional…)  y dotándolas de las herramientas más adecuadas para recuperar y mejorar la salud. La combinación de plantas medicinales, cambios en los hábitos de vida y homeopatía/acupuntura pueden controlar la tensión arterial y reducir e incluso evitar el uso de los fármacos convencionales.

¿Qué es la hipertensión arterial?
Estar nervioso o tenso no es sinónimo de tener la tensión alta. La hipertensión arterial es el aumento de la presión arterial de forma crónica. El problema es que no presenta síntomas durante mucho tiempo, y el hecho de que las arterias sufran la hipertensión durante un largo período tiene como consecuencia que se endurezcan, se hagan más gruesas y que el paso de la sangre sea más dificultoso. Cuando esto ocurre, puede desencadenar en complicaciones más graves como un infarto de miocardio, una hemorragia o trombosis cerebral, las cuales se pueden evitar si controlamos los niveles de la tensión arterial.

Seguir leyendo