niño fruta y verdura

¿Tu hijo no quiere comer fruta o verdura?

Es importante evitar que el momento de la comida o la cena se convierta en una batalla entre hijos y padres. Pero, ¿cómo mantener la calma si tu hijo se niega a comer fruta o verdura?

Una vez que los niños comienzan a experimentar con los sólidos, llega un día que no lo quiere, pone caras raras o directamente lo escupe. Esta situación, y la percepción de muchos adultos, cambia cuando lo que le estamos dando son frutas o verduras, llenas de vitaminas, minerales y fibra, buenas para ellos, necesarias para su organismo. Y en ese momento es cuando empiezan los mil dilemas y estrategias para hacer que las coman. Ante todo, sólo una regla: no obligar a comerlas porque sino estaremos creando una aversión a esa comida o a ese momento.

No a la fruta o a la verdura. Estrategias para cambiarlo por un Sí.

En la negativa de muchos niños a comer fruta o verdura se junta el gusto personal, con la apariencia, la forma de preparación y el capricho. Para sobrellevarlo, existen algunos trucos que se pueden llevar a cabo para intentar cambiar esta situación.

1. El ejemplo. Es bien sabido que los hijos imitan a los padres por lo que, si estos últimos comen fruta y verdura variada a diaria, formando parte de diversos platos o como tentempié, los niños acabaran teniendo curiosidad y aceptando el ingrediente. Otra cosa es que les guste más o menos, pero lo podrán comer.

2. Ofrecer. No hay que persistir, especialmente durante las primeras veces. La aceptación mejora con el número de exposiciones, por lo que no tires la toalla antes de las 10 o 15 veces.

3. Nada de sobornos. Utilizar otro alimento como negociación no lleva a nada, y menos si es dulce. Estamos sustituyendo ese alimento nutritivo por uno que solo aportará grasa y azúcares.

4. Dejar elegir. Es importante que el niño escoja qué fruta o verdura prefiere, y crearle curiosidad por las nuevas a base de pequeños trozos o mezclas con sus preferidas.

5. Presentación. Preparar los platos de forma divertida, o con diferentes cocciones (plancha, horno, triturada, en trocitos) aportará nuevas texturas, formas y sabores.

6. Buscar nuevas maneras. Realizar una mermelada casera o un zumo natural es otra solución para aquellos que la fruta no les entra a primera hora o a media tarde.

En todos los platos. Incorporar verduras menos apetecibles en salsas, pequeños frutas en las ensaladas, lechuga en los bocadillos o manzana en los cereales, es buena idea para poder conseguir ese aporte diario que tanto buscan los padres.

¿Y si aún así no quiere?

Ante todo, que no cunda el pánico. Se acostumbrará, vuelve a intentarlo más adelante o consulta con un especialista para que pueda guiarte en este aspecto. En cuanto a la alimentación, puedes complementarla con el aporte de otros alimentos tan necesarios como los vegetales:

– Cereales. Es una fuente de energía necesaria para un buen rendimiento diario.

– Ácidos grasos esenciales. Pescado azul, frutos secos, legumbres, semillas.

– Proteínas. Huevos, pescado blanco, carne blanca, gambas.

Y tú, ¿te has visto ante esta situación en algún momento? ¿Qué solución encontraste?

Dr. Pere Gascon

Oncólogo y Director Médico at Clínica Omega Zeta
El Prof. Pere Gascón es en la actualidad Director del Laboratorio de Oncología Molecular y Translacional y, Consultor senior del Departamento de Hematología-Oncología en el Hospital Clínic de Barcelona. Está certificado por la American Board of Internal Medicine en Medicina Interna, Hematología y Oncología Médica.Se formó en la New York University Medical Center (New York), en los National Institutes of Health (NIH-Bethesda), y en laWashington University (St. Louis). Actualmente es oncólogo y Director médico de la Clínica Omega Zeta. En 1995 recibe el Laureate Award por la American College of Physicians.En 1998 es elegido entre The Best Doctors in America.
Dr. Pere Gascon

Latest posts by Dr. Pere Gascon (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *