Tratamientos de estética

Tratamientos de estética y selfies

El culto al cuerpo y a la imagen actualmente es innegable. Con el vertiginoso uso de las selfies, las fotografías de autodisparo, cada vez más personas llegan a las consultas de cirugía plástica, estética o reparadora con una muestra de aquello deseado y dispuestas a realizarse distintos o múltiples tratamientos de estética. Cabe decir, que muchas veces ese rostro o cuerpo perfecto de la imagen ha pasado por filtros, Photoshop y múltiples retoques.

En este artículo, nuestra experta, la Dra. Helena Biosca, realiza una reflexión acerca de la creciente influencia de estas imágenes, cuyo objetivo es la reputación y aceptación, en nuestra autoestima y deseos de pasar por el quirófano.

¿Qué efectos está causando el creciente culto a la imagen?

La dismorfofobia es el trastorno clínico que se basa en una preocupación excesiva por algún defecto, real o imaginario, percibido en la autoimagen, o imagen que tenemos de nosotros mismos.

Se calcula que en un año se han disparado más de 34 billones de selfies y que sus autores, son sobretodo de edades tempranas. Esto ha disparado las solicitudes de cirugía estética en todas las edades, incluso en menores. Aquí es donde entra la ética del profesional en cuánto al proceder o no a sus tratamientos.

La mayoría de las veces estos defectos estéticos son totalmente infundados, por lo que además de problemas de autoestima, en muchos casos esta ansiedad por corregir lo innecesario lleva a actuaciones desesperadas y arriesgadas.

Un claro ejemplo es el deseo de un seno perfecto, una de las intervenciones más demandadas. La mastoplastia de aumento conlleva un coste muchas veces fuera del alcance de personas jóvenes, lo que les hace recurrir a cirugías low cost, con los riesgos que conllevan no respetar los requisitos y normas sanitarias ni disponer de experiencia.

Sin embargo, no solo las mujeres son consumidoras de cirugía estética, los hombres también buscan mejorar el aspecto de sus orejas, nariz, pelo y abdomen.

La Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE) indica que 1 de cada 10 españoles interesados en una intervención lo hace influido por los selfies o comentarios sobre las mismas, creciendo cada vez más la demanda de tratamientos faciales.

¿Qué debemos tener en cuenta antes de valorar la necesidad de tratamientos de estética?

La SECPRE ofrece una serie de recomendaciones:

Un selfie no es la mejor herramienta para valorar la necesidad de cirugía estética.

Las cámaras de los smartphones suelen utilizar objetivos con grandes angulares que pueden distorsionar las imágenes, así como no disponer de buenas condiciones de iluminación.

Es aconsejable relativizar los comentarios en redes sociales.

Actualmente la información se ha democratizado y todo el mundo tiene la oportunidad de expresar sus conocimientos y valoraciones, mas, cabe tener en cuenta que muchas veces, estos juicios no están basados en criterios médicos.

El profesional es el encargado de trasmitir las consideraciones oportunas y valorar el caso, siempre teniendo en cuenta factores como la edad, hábitos y condiciones anatómicas, más allá de satisfacer simple deseo narcisista o de criterios económicos.

Si se es menor de edad, es de obligado cumplimiento obtener el consentimiento de padres o representantes legales, así como su valoración, junto al profesional.

Los padres o tutores legales de la persona interesada en los tratamientos estéticos, a su cargo y velando por su seguridad, deben valorar los riesgos de la intervención quirúrgica, el nivel de madurez emocional, intelectual y físico de la misma.

Es deseable abordar con cautela ofertas de tratamientos de estética sospechosamente baratas.

En las redes sociales suele proliferar publicidad acerca de bonos, 2×1 o fechas límites, acciones consideradas por SECPRE como faltas muy graves en sus estatutos. Estas acciones comparan estas trascendentes decisiones a productos de consumo, los ofrecen muy por debajo del coste de los recursos y promueven actos impulsivos.

Es por todo esto que se aconseja realizar con conciencia este tipo de imágenes y disfrutar de ellas de forma saludable.

Si deseas resolver tus inquietudes acerca de este tema o precisas de más información, no dudes en contactarnos.

Dra. Helena Biosca

Cirugía plástica, reparadora y estética at Clínica Omega Zeta
Nacida en Lérida, la Dra. Helena Biosca Estela está licenciada en Medicina y Cirugía en la Facultad de Medicina de Lérida y en la Universidad de Barcelona. Actualmente, es directora de la Unidad de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética de Avantmèdic. Además, cuenta con la Consulta Dra. Biosca de práctica privada en Barcelona y en Lleida y colabora como cirujana plástica en el Centre Mèdic de Castelldefels y en el Centro Lasermedic. También es Cirujana Plástica y Docente del Instituto Dermatológico Europeo di Milano y trabaja en las áreas de cirugía plástica, reparadora y estética de la Clínica Omega Zeta.
Dra. Helena Biosca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *