Tratamiento integrativo de las alergias

dienteleon2

Se estima que una de cada cuatro personas es alérgico al polen de plantas, como gramíneas y olivos, cuya polinización suele comenzar a finales de abril. La alergia es una reacción exagerada del sistema inmunitario ante la entrada en nuestro organismo de cualquier sustancia, bien sea inhalada, ingerida o a través de la piel, provocando la liberación de mediadores químicos (i.e. histamina) que producen los síntomas característicos de las reacciones alérgicas. En la nariz se presenta la fiebre del heno; en los bronquios el asma; y en la piel la urticaria o el eczema.

Las alergias tienen una base genética pero existen otros factores muy importantes en su desarrollo. La medicina convencional se centra en la presunción de que el alérgeno (caspa de gato, polen, ácaro, o cualquier otro) es el problema. En realidad, el alérgeno es simplemente el desencadenante, radicando el problema en la hipersensibilidad de cada individuo. En lugar de únicamente tratar los síntomas o evitar al alérgeno, la estrategia será triple: disminuir la hipersensibilidad , fortalecer el propio sistema inmunitario y disminuir la toxicidad del organismo (detoxificación).

Disminuir la hipersensibilidad

Entre las terapias más importantes a este nivel se encuentra la homeopatía, que bien seleccionada, tiene una alta eficacia.

Botiquín homeopático “anti” alergias:

  • Sintomáticos
    • Allium cepa.- Empleado en fiebre del heno, rinorrea acuosa irritante, lagrimeo no irritante, estornudos en salvas.
    • Apis mellifica.-Edema y prurito, mejora con el frío.
    • Euphrasia.- Lagrimeo irritante, rinorrea no irritante estornudos frecuentes, problemas oculares.
    • Histaminum.- En cualquier tipo de alergia
    • Sabadilla.- Rinorrea y lagrimeo no irritante, estornudos frecuentes, agravación con el frío.
    • Urtica urens.- Edema con picor y escozor, prurito insoportable, agravación por el frío
2.
  • Remedio específico o “De terreno”: Es tratando con el remedio homeopático “de fondo o de terreno” de cada individuo cuando los resultados son más favorables.
  • Isoterapias: Pollens: Hipersensibilidad a los pólenes.

Detoxificación

El organismo está cargado de toxinas procedentes de la alimentación, medicamentos y otros contaminantes. Esa intoxicación permanente facilita la aparición de las alergias. Es por tanto muy importante un tratamiento de eliminación de las toxinas o “detoxificación” que ayude a los tres órganos necesarios de eliminación: hígado, riñón y piel. Las dietas “detox” son de especial interés en las semanas previas a la temporada.

Fortalecer el sistema inmunitario

La alergias se asocian a menudo a un sistema inmunológico debilitado y a una flora intestinal incorrecta. Es vital mejorar ambas áreas. Tratamientos como la acupuntura, la homeopatía, microinmunoterapia, la terapia ortomolecular y el tratameinto con pre y probióticos son de especial interés

 CONSEJOS GENERALES

Se debe evitar:

  • Polución y tabaco.
  • Productos lácteos, debido a su elevado contenido graso y proteico que altera las mucosas pulmonares e intestinales.
  • Las harinas refinadas, los panes y bollería en general. Las harinas pueden aumentar la mucosidad  que se adhiere a las mucosas pulmonares e intestinales,
  • Exceso de azúcar, daña la flora intestinal.

Se debe potenciar:

  • Ejercicio físico que ayude a oxigenar y limpiar los pulmones.
  • Las verduras y los cereales integrales biológicos.
  • Técnicas de respiración y relajación, como el Yoga y el TaiChi.

Dr. S. Abanades

Director médico Clínica Omega Zeta

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *