tratamiento hipersudoración

¡STOP a la hipersudoración o hiperhidrosis!

Se acerca el verano, se agrava el problema: ahora es el momento idóneo para su solución.

La hiperhidrosis es un trastorno producido por una hiperactividad del sistema nervioso simpático que produce más sudor del fisiológicamente necesario para regular la temperatura corporal. La sudoración no tendrá relación alguna con la actividad física ni con la temperatura ambiente. Aparece de forma impredecible e incontrolable.

Se trata de hiperhidrosis primaria, sin causa basal íntegramente conocida, con un componente genético y que afecta a un 3% de la población.

Los pacientes que padecen esta enfermedad saben que las situaciones de tensión, como la excitación o el estado de nervios, suele exacerbar el cuadro. Cuando detectan que rompen a sudar, aumenta la ansiedad, el cuadro se dispara y empiezan a sudar más profusamente.

Esta situación, que no ocasiona problemas de salud, provoca inseguridad, falta de confianza, stress, deteriora la calidad de vida condicionando relaciones sociales y actividades cotidianas

El cuerpo humano cuenta con un total de 2-4 millones de glándulas sudoríparas: las localizadas en axilas, palma de la mano, planta del pie, cráneo y rostro son especialmente sensibles a los estímulos psicológicos y son las zonas donde habitualmente se manifiesta hipersudoración.

Único tratamiento para la hipersudoración no quirúrgico: BÓTOX

El bótox (Toxina Botulínica tipo A) bloquea las terminaciones nerviosas simpáticas, responsables del estímulo de las glándulas sudoríparas. Se infiltra con micropunciones en las zonas afectadas con resultados altamente satisfactorios.

Es un procedimiento eficaz, seguro y prácticamente indoloro que los especialistas en Cirugía Plástica y Estética aplicamos de forma ambulatoria en 30 minutos y el paciente puede incorporarse a su vida socio- laboral al salir de consulta.

El problema de la hipersudoracion queda resuelto  entre 4 y 10 días después del tratamiento y los efectos duran entre 6 meses y 1 año, por lo que es recomendable un mantenimiento anual.

Dr. Pere Gascon

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *