dormir en verano

¿Te cuesta dormir en verano?

Las altas temperaturas o el mayor número de horas de luz pueden alterar los ritmos circadianos del organismo, provocando que durmamos peor en la época de verano. ¿Qué podemos hacer?

Si bien es cierto que se considera normal que todos suframos episodios de insomnio ocasional (no duran más allá de unos días), especialmente en épocas de estrés, de preocupaciones o con los cambios ambientales (ruido, calor, frío, humedad…), debemos tener precauciones para que este no se cronifique y se transforme en un trastorno del sueño como es el insomnio.

Aunque la causa de esta falta de descanso en verano es, por normal general, el calor, sí que debemos tener en cuenta otros aspectos como la alimentación o los hábitos para descartar que sea un cambio en éstos lo que provoca nuestra pérdida de horas de sueño.

Por todo esto, y para que te sientas descansado, proporcionamos una serie de recomendaciones que ayudarán a dormir bien:

1. Habitación entre 18 y 22 grados. La temperatura es uno de los principales causantes en la falta de descanso debido a que, durante la noche, el organismo no ejerce el mismo control sobre la temperatura corporal. Esta desciende para facilitar el sueño, por lo que la temperatura ambiente puede afecta a esto y empeorar la calidad del sueño. Para evitarlo, habitación entre 18 y 22 grados con humedad de un 50%. Para esto último, puedes echar mano al uso de humidificadores.  Procura evitar el aire acondicionado ya que reseca el ambientes o apagarlo cuando ya te metas en la cama (puedes encenderlo 1 hora antes de este momento).

2. Cenas ligeras. Es importante evitar las grasas o los lácteos y elegir platos ligeros y frescos: ensaladas, gazpacho, salmorejo, cremas frías…. Además de esto, procura no alterar los horarios de las comidas y que éstas sean pronto.

3. Beber durante el día. Es muy importante estar hidratado todo el día porque sino de lo contrario, podemos tener dolores de cabeza o de cuerpo. Si te cuesta tomar agua, prueba con infusiones frías, zumos naturales, agua con fruta….

4. Eliminar las siestas. Sabemos que es un pequeño placer, y más cuando estamos de vacaciones o tras una mañana ajetreada. Si te lo permite, procura que no supere los 30 min de duración.

5. Técnicas de relajación. Los ejercicios de meditación o de respiración pueden ayudar a conciliar el sueño si llegamos a la cama y no podemos pegar ojo. No te pierdas estos ejercicios para un buen descanso.

6. ¿Ducha fría? Darse una ducha fría antes de dormir es clave para combatir el calor pero ojo, que no esté helada y que no dure más de 10 min para que no dañe la piel o nos pueda llegar a provocar calambres musculares.

7. Tejidos suaves. Elige unas sábanas claras, lisas y de algodón para esta época. Transmitirán alegría y sensación de paz, a la vez que utilizamos un material transpirable. Haz lo mismo con el pijama.

Y tú, ¿tienes algún truco para dormir en verano?

Dr. Pere Gascon

Oncólogo y Director Médico at Clínica Omega Zeta
El Prof. Pere Gascón es en la actualidad Director del Laboratorio de Oncología Molecular y Translacional y, Consultor senior del Departamento de Hematología-Oncología en el Hospital Clínic de Barcelona. Está certificado por la American Board of Internal Medicine en Medicina Interna, Hematología y Oncología Médica.Se formó en la New York University Medical Center (New York), en los National Institutes of Health (NIH-Bethesda), y en laWashington University (St. Louis). Actualmente es oncólogo y Director médico de la Clínica Omega Zeta. En 1995 recibe el Laureate Award por la American College of Physicians.En 1998 es elegido entre The Best Doctors in America.
Dr. Pere Gascon

Latest posts by Dr. Pere Gascon (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *