Etiqueta: Cristina Zemba

Tengo hongos en la espalda

Nuestra dermatóloga, la doctora Cristina Zemba recomienda en su blog qué hacer ante la presencia de hongos en la espalda: Los hongos en la espalda, hombros y pecho son muy comunes en los meses de verano. Su nombre médico es pitiriasis versicolor y su existencia se debe a la acción de nuestra ya conocida levadura malassezia (ver el artículo “La caspa, ese incómodo acompañante” en este mismo blog). Pitiriasis quiere decir descamación…

Seguir leyendo

La caspa, ese incómodo acompañante

Nuestra dermatóloga, la doctora Cristina Zemba analiza en su blog qué es la caspa y cómo tratarla: La caspa es un motivo de consulta dermatológica muy frecuente: casi  la mitad de las personas pueden presentar o haber presentado caspa en algún momento de su vida. Este molesto invitado produce una descamación del cuero cabelludo que, por desgracia, se deja ver como nieve en los hombros, sobre todo…

Seguir leyendo

El herpes zóster ¿por qué despierta?

El herpes zóster es una enfermedad producida por la reactivación del virus varicela-zóster, el mismo que produce la varicela.  Dicho de otra forma: el virus que desde los tiempos en que pasamos la varicela dormía en los ganglios nerviosos, de pronto, despierta, haciéndose sentir  ¡y cómo! No tiene una estacionalidad concreta y puede producirse a lo largo de todo el año. Sin embargo, hacia el final de…

Seguir leyendo

¿Que és la dermatología integrativa?

Nuestra dermatóloga, la doctora Cristina Zemba explica en su blog las aplicaciones concretas de la medicina integrativa en el ámbito de la dermatología: Se trata de un nuevo enfoque que combina las terapias de la dermatología convencional con terapias complementarias. Antes que nada cabe señalar que la palabra “integrativa” es un anglicismo; la traducción exacta de este término sería “integradora”, aunque como sucede con muchas otras palabras…

Seguir leyendo

Envejecimiento y sol

“¿Es posible que el sol acelere o induzca envejecimiento? La respuesta es, sin duda, sí.  Baste una sencilla maniobra frente al espejo: observemos la piel menos expuesta a lo largo del año, como la del pubis o los glúteos –a no ser que practiques naturismo todo el año , claro– y comparémosla con la más expuesta: cara y cuello. El resultado será asombroso: dos edades distintas, dos…

Seguir leyendo