ejercicios kegel

Suelo pélvico: los ejercicios Kegel

Podemos encontrarnos ante un suelo pélvico debilitado ocasionado por tras el embarazo y el parto vaginal, o por un estreñimiento crónico, la práctica continua de deportes de impacto, el sobrepeso, enfermedades respiratoria o tras un tratamiento o cirugía. Ante esta situación, los ejercicios Kegel forman parte del proceso de recuperación y normalización. ¿En qué consisten?

Es posible que hasta que no se padezca alguna de los síntomas de su debilitamiento, como la incontinencia urinaria, problemas sexuales o dolor de espalda; no seamos conscientes de la importancia del suelo pélvico. Este conjunto de músculos y ligamentos situados en la parte inferior de la cavidad abdominal ejecuta importantes funciones como la sujeción de la vejiga, el útero, la vagina o el recto. De ahí que cuando su posición no sea la correcta, puedan aparecer ciertos problemas en cualquiera de sus elementos. De ahí que la prevención de estos problemas sea imprescindible mediante el fortalecimiento del suelo pélvico.

Ejercicios Kegel: ¿en qué consisten?

Los ejercicios Kegel son una de las terapias más conocidas y practicadas, tanto en hombre como en mujeres, para fortalecer el suelo pélvico. Pese a que se pueden practicar en cualquier etapa, son especialmente utilizados durante el embarazo y la recuperación postparto o durante épocas de entrenamiento intenso. Pero, pese a que son sencillos de realizar, su dificultad reside en saberlos realizar correctamente, sin excederse y utilizando la zona precisa.

Encontrar los músculos correctos

Antes de comenzar los ejercicios es preciso encontrar los músculos con los que se va a trabajar. Una forma de hacerlo es imaginando que se está intentando contener la orina y apretar los músculos que se usaría para ello. Si se nota una contracción o tirón, se está localizando los músculos necesarios.

Antes de practicar los ejercicios Kegel…

Es importante el asesoramiento de un médico o terapeuta para que le asesore sobre los músculos a contraer y su localización concreta. Es la forma de asegurarse que los ejercicios se harán correctamente y tendrán su efecto en el estado del suelo pélvico.

Tabla de ejercicios

Mostramos 2 ejercicios que se pueden practicar:

– Una vez localizada la zona correcta, contraer la musculatura durante 5 sg, y relajarla el mismo tiempo. Recuerda acompañarlos con una respiración pausada y al compás (inspirando al contraer y expirando al relajar).

– Contraer la musculatura de forma progresiva, comenzando con poca tensión para acabar con la máxima. Una vez en esta última contracción, aguantar 5 sg y relajar.

Algunas recomendaciones:

1. Mantener cada contracción entre 3 y 10 segundos como máximo.

2. Realizar entre 8 y 12 contracciones.

3. Realizar 3 veces al día.

4. Puede realizarse en cualquier momento aunque conviene evitarlo mientras se está andando, haciendo ejercicio o miccionando.

 

Para más información, no dudes en solicitar cita con nuestros terapeutas.

Dr. Pere Gascon

Oncólogo y Director Médico at Clínica Omega Zeta
El Prof. Pere Gascón es en la actualidad Director del Laboratorio de Oncología Molecular y Translacional y, Consultor senior del Departamento de Hematología-Oncología en el Hospital Clínic de Barcelona. Está certificado por la American Board of Internal Medicine en Medicina Interna, Hematología y Oncología Médica.Se formó en la New York University Medical Center (New York), en los National Institutes of Health (NIH-Bethesda), y en laWashington University (St. Louis). Actualmente es oncólogo y Director médico de la Clínica Omega Zeta. En 1995 recibe el Laureate Award por la American College of Physicians.En 1998 es elegido entre The Best Doctors in America.
Dr. Pere Gascon

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *