sangre en el semen

Sangre en el semen o hemospermia: ¿Es preocupante?

La aparición de sangre sin motivo es siempre una situación que genera inquietud e incluso alarma. En el caso de los hombres, la aparición de sangre en el semen es algo poco frecuente por lo que acuden a la mayor brevedad a recibir atención médica. Pero, ¿por qué ocurre esto? ¿Es preocupante?

El Dr. Pere Gascón, nos explica, en la Unidad de Urología y Sexualidad Integrativa de Clínica Omega Zeta, experta en medicina integrativa en Barcelona, qué es la hemospermia, cuáles son sus posibles causas, cómo se diagnostica, si puede ser peligrosa y qué tratamiento se sigue en estos casos.

¿Qué es la hemospermia?

Como su nombre indica, la hemospermia hace referencia de sangre (hemo-) en el semen (-permia). El semen está constituido por espermatozoides producidos en el epidídimo, y líquidos provenientes de las vesículas seminales, la próstata y otras glándulas. Es por esto, que cualquier lesión en estas zonas puede trasladar sangre al semen.

En la mayoría de los casos, la aparición de sangre en el semen se resuelve en un único episodio y generalmente es de causa benigna.

¿Cuáles son las posibles causas de que aparezca sangre en el semen?

A veces la causa que origina la hemospermia no puede identificarse, sin embargo, en otras ocasiones esta depende de la edad del afectado y sus hábitos.

En los hombres menores de 40 años, las causas más comunes pueden ser las siguientes:

  • -Infección de la vía seminal.
  • -Prostatitis (con dolor en la zona perineal y/o molestias en la vejiga).
  • -Uretritis (Por una infección en la uretra o por una actividad sexual intensa o prolongada).
  • -Abstinencia sexual prolongada.
  • -Cirugías o biopsias de la próstata recientes.
  • -Vasectomía.
  • -Radioterapia.
  • -Inflamación o traumatismo testicular.
  • Herpes genital.
  • -Gonorrea.
  • -Clamydia.
  • -Hemofilia.

En mayores de 40 años o con sangrados más intensos o síntomas más graves también se debe valorar el cáncer de próstata.

Otras causas, aunque menos comunes son la tuberculosis, los quistes o pólipos, el cáncer testicular, o el contagio por el parásito Schistosoma haematobium.

¿Cómo se evalúa y diagnostica este problema?

En primer lugar, el urólogo solicitará al paciente que le comunique los síntomas y la duración de estos. A continuación, revisará los antecedentes del afectado, tanto sus antecedentes personales como su historial clínico. Podrá preguntar si ha tenido alguna intervención prostática reciente, cuestiones relativas a la actividad sexual, problemas de próstata o tuberculosis, conductas de riesgo de contraer VIH o ETS (múltiples parejas sexuales o mantener relaciones sin protección), qué fármacos toma, si cuenta con trastornos hemorrágicos, si existen antecedentes familiares o si se han realizado viajes a zonas con riesgo de infección.

A continuación se procederá a realizar un examen físico con una exploración y palpado del pene, el tracto rectal y el meato de la uretra para observar posibles sensibilidades.

También se podrán realizar estudios de ETS, analíticas completas, cultivo de semen, estudio de sintomatología de la próstata, ecografías, resonancia prostática y estudio de los niveles del Antígeno Prostático Específico (PSA).

¿Cuándo puede ser grave la aparición de sangre en el semen?

Si el sangrado dura más de un mes sin haberse realizado una intervención quirúrgica, se aprecia una lesión palpable, ha existido un posible riesgo de infección o aparecen síntomas como fiebre, pérdida de peso involuntaria o sudoración nocturna, es preciso acudir al médico a la mayor brevedad.

¿Cuál es el tratamiento a seguir?

Generalmente la sangre en el esperma desaparece por sí sola. Sin embargo, cuando esta es debido a una patología reconocible, el tratamiento irá destinado a tratar la causa subyacente.

Si precisáis de mayor información, os invitamos a seguir los artículos de nuestro blog, consultar nuestras áreas terapéuticas, o poneros en contacto con nosotros sin compromiso.

Dr. Pere Gascon

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *