salud mental

Salud mental: Tan importante como la física

“Mens sana in corpore sano” reza la cita latina, sin embargo, no siempre se consigue mantener ambas. Según el Ministerio de Sanidad del Gobierno de España, uno de cada diez adultos, uno de cada cien niños y tres de cada diez personas mayores de 65 años presentan algún tipo de problema de salud mental. La prevalencia es el doble en mujeres que en hombres.

Con motivo del Día Mundial de la Salud Mental, que se celebra cada 10 de octubre, la Dra. Marta González-Corró nos explica, en la Unidad de Psiconeuroinmunoendocrinología (PNIE) de Clínica Omega Zeta, experta en medicina integrativa en Barcelona, qué es la salud mental, por qué es importante tener una buena, cuáles son los factores que pueden afectarla y cómo conseguirla.

¿Qué es la salud mental?

A diferencia de lo que puede creerse, la salud mental no es solo la ausencia de afecciones o trastornos mentales, sino que es una de las partes que integra la salud general. Sin salud mental, igual que sin salud física, no hay salud. Por ello, la salud mental se considera un estado de completo bienestar mental, emocional y social.

¿Por qué es importante tener una buena salud mental?

La salud mental, como parte de nuestra salud, es fundamental para que tengamos bienestar individual, pero también para que exista un funcionamiento eficaz de las comunidades, puesto que somos individuos sociales que nos comunicamos, reunimos y tratamos con otras personas.

Esta, afecta en la forma en que pensamos, en que sentimos y expresamos nuestros sentimientos, en que interactuamos y formamos relaciones con los demás, en la forma en que afrontamos las situaciones, decidimos, trabajamos, contribuimos a nuestra sociedad o vivimos.

Esta parte de nuestra salud tiene una gran implicación en muchos ámbitos de nuestra vida y a lo largo de esta, en todas sus etapas, desde la niñez y adolescencia, hasta la adultez y vejez. No solo es importante a nivel mental y emocional, sino que, como la medicina integrativa defiende, la mente y el cuerpo están relacionados, son un todo, y lo que afecte a uno acabará mostrándose en el otro. Es por ello, que en casos de ciertas enfermedades mentales estas se somatizan a nivel físico y provocan enfermedades secundarias.

¿Qué factores pueden afectar a la salud mental?

Esta, como la física, puede verse afectada por diversas causas o factores, que dividiremos entre factores internos y externos (o ambientales):

Internos

  • -Antecedentes familiares de problemas de salud mental.
  • -Causas genéticas.
  • -Desequilibrios bioquímicos cerebrales (por ejemplo, deficiencia de serotonina en la depresión).

Externos

  • -Experiencias vitales como situaciones traumáticas, abuso o violencia.
  • -Cambios sociales, políticos y económicos.
  • -Estrés.
  • -Discriminación y exclusión.
  • -Malos hábitos de estilo de vida (consumo de sustancias, dieta incorrecta, falta de ejercicio físico o sueño).

¿Cómo conseguir una buena salud mental?

Lo primero que debemos hacer ante cualquier posible atisbo de un problema, sea o no una afección, es comunicarlo sin vergüenza a alguien de confianza y acudir a un profesional.

Más allá de sus pautas, estas podrán ser de ayuda:

  • -Mantenerse activo.
  • -Seguir unos buenos hábitos, como comer bien.
  • -Esforzarse en hacer vida social y no aislarse.
  •  -Gestionar los pensamientos y comunicarlos.
  • -Tomar tiempo para uno mismo, relajándose y haciendo actividades que a uno le gusten.
  • Ponerse metas.

Si precisáis de mayor información sobre salud os recomendamos seguir los artículos de nuestro blog y os invitamos a poneros en contacto con nosotros sin compromiso.

Dra. Marta González
Últimas entradas de Dra. Marta González (ver todo)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *