redes sociales salud mental

Redes Sociales y salud mental

Durante nuestro día a día miramos nuestro teléfono móvil infinidad de veces, y no siempre para ver la hora o quién nos ha llamado, si no para consultar mensajes de chat, buscar información o mirar vídeos en nuestras redes sociales.

Os explicamos cómo este fenómeno de las Redes Sociales está impactando en nuestra salud mental y cómo podemos actuar frente a ello.

¿Qué incidencia tiene Internet y las Redes Sociales?

Según el estudio “Digital” realizado por las empresas Hootsuite y We Are Social, 43 millones de personas en España acceden a la red, de ellas, un 60% utiliza las redes sociales, permanenciendo en Internet durante 5 horas y 18 minutos diarios  y en las Redes Sociales, 1 hora y 39 minutos diarios.

A nivel mundial hay 3.484 millones de usuarios activos de redes sociales, un 45% de la población mundial, un 9% más que en 2018. De estos, 3.256 millones acceden a ellas desde el móvil.

¿Cómo afectan las redes sociales a nuestra salud mental?

Es evidente que las redes sociales han contribuido positivamente a una interconexión mundial, contribuyendo a que podamos ponernos en contacto con personas del otro lado del globo rápida y fácilmente, así como consultar cualquier tipo de información. Si enmbargo, las Redes Sociales también cuentan con efectos negativos sobre nuestra salud mental, como:

Ansiedad y depresión

La Redes Sociales provocan que los usuarios estén informados de todos en todo momento. Ver a celebridades o incluso a personas del entorno realizando actividades que ellos no o contando con productos a los que ellos no pueden acceder (entre muchos otros ejemplos) provoca una comparación directa e instantánea que puede provocar sentimientos de desesperación.

Baja autoestima

Esta comparación directa con otras personas, sumada a la gran exposición y repercursión del contenido compartido pueden mellar la autoestima de las personas, teniendo muy en cuenta la imagen tanto física como social de otras personas y los comentarios de terceros sobre su vida y aspecto.

Búsqueda de perfeccionismo

Al compararse con gran cantidad de personas que pueden resultar más bellas, más aptas o más exitosas, las personas tienden a buscar el perfeccionismo a toda costa, intentando asimiliarse a ellas o incluso superarlas, en algunos casos poniendo en riesgo no solo su integridad emocional y mental si no también física (casos de bulimiam anorexia, ortorexia, vigorexia…) y económica.

Trastornos del sueño

Aemás de la ansiedad que producen las Redes Sociales, está comprobado que el utilizar teléfonos móviles, ordenadores portátiles y tablets por la noche antes de irse a dormir provoca un sueño de mala calidad. Se cree que el uso de las luces LED de estos dispositivos interfiere y bloquea procesos naturales del cerebro como la liberación de la hormona del sueño (la melatonina).

Ciberacoso

Esta amplia exposición social y la facilidad para comunicarnos de manera rápida e incluso anónima, a promovido el ciberacoso, una forma de acoso no solo físico y mental, si no incluso sexual, en que la persona afectada puede sentirse sin escapatoria ante ataques y degradaciones de terceros.

Adicciones

Internet nos facilita el acceso a información pero también puede facilitarnos acceso a páginas de juego u otras adicciones, así como a entornos peligrosos. Por otra parte, el uso de internet y las Redes Sociales puede llegar a ser una adicción en sí misma.

Sustitución de la interacción social

La mensajería instantánea y las Redes Sociales han provocado que la interacción social cada vez sea menos personal y presencial y se produzca por estos nuevos canales que no son tan ricos en información no verbal, con las consecuencias que esto puede conllevar.

Falta de concentración

La necesidad de conocer qué están haciendo los demás o qué está ocurriendo en el mundo, o incluso, realizar acciones con menos importancia, pueden provocarnos la anteriormente comentada adicción y con ella una falta de concentración que puede afectarnos negativamente a nivel laboral y de estudios.

Falta de confianza y otros problemas en relaciones afectivas

Las Redes Sociales nos permiten saber qué han hecho los demás y en muchos casos, nos llevan a realizar juicios de valor y malas interpretaciones que pueden provocarnos problemas de confianza con nuestras personas cercanas.

Si crees que puedas estar sufriendo alguno de estos problemas o precisas de más información no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Dra. Elena Bejarano

Medicina integrativa. Acupuntura. Homeopatía at Clínica Omega Zeta
Nacida en Barcelona, la Dra. Elena Bejarano González es licenciada en Medicina y Cirugía por la Universidad Autónoma de Barcelona en la Facultad de Medicina Vall d’Hebron. Actualmente, cuenta con dos consultas privadas en la Clínica Omega Zeta (medicina integrativa, acupuntura) y en el Centro Sanitario Can Mora.
Dra. Elena Bejarano

Latest posts by Dra. Elena Bejarano (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *