psoriasis medicina integrativa

La psoriasis desde la medicina integrativa

Existen múltiples enfermedades de la piel que no solo pueden suponer un problema estético en las personas que las padecen, si no también generar molestias y limitaciones en el día a día. Una de las más frecuentes es la psoriasis, la cual puede abordarse también desde la medicina integrativa.

La Dra. Bejarano nos explica en la Unidad de Dermatología integrativa, de Clínica Omega Zeta, experta en medicina integrativa en Barcelona, todo acerca del abordaje de la psoriasis desde la medicina integrativa, así como sus posibles causas, tipos y síntomas.

¿Qué es la psoriasis y cómo se manifiesta?

La psoriasis se define como una enfermedad inflamatoria de manifestación cutánea. Se manifiesta en forma de lesiones de la piel engrosada o escamosa, sobretodo en placas. Las escamas de la superficie dérmica de descaman muy fácilmente y aparecen escamas de color blanquecino o plateado.

Las células de debajo de la superficie se unen y forman zonas sensibles  y enrojecidas que pueden sangrar.

Además, la piel puede inflamarse debido a la mayor cantidad de células inflamatorias (leucocitos).

¿Cómo se produce la psoriasis?

La regeneración celular normal de una persona no afectada por la psoriasis se produce en períodos de aproximadamente un mes (28-30 días), mientras que en los casos de personas afectadas por psoriasis se produce cada 3-6 días, hecho que produce una sobreacumulación de células de la piel.

Aunque sus causas aún no están esclarecidas se considera un posible origen autoinmune de la enfermedad, aunque también se valoran la predisposición familiar y factores ambientales. Esto quiere decir que si existe una predisposición genética y se presenta un factor desencadenante (estrés, infecciones, ingesta de fármacos…) puede originarse.

¿Qué tipos de psoriasis existen?

A continuación pasamos a detallar los distintos tipos de psoriasis que existen:

Psoriasis invertida

Se entiende como el negativo de la psoriasis vulgar. Esta psoriasis afecta a las flexuras, axilas e ingles y apenas presenta escamas.

Psoriasis en gotas

En este tipo de psoriasis aparecen manchas más pequeñas en tronco y extremidades, con un antecedente de dolor de garganta en la mayoría de los casos.

Psoriasis eritrodérmica

Es una manifestación grave de la psoriasis que afecta a la totalidad de la piel y se presenta roja y escamosa.

Psoriasis pustulosa

Como su nombre indica, además de las lesiones anteriormente mencionadas, este tipo de psoriasis presenta pequeñas cavidades llenas de pus, llamadas pústulas. Puede ser generalizada o localizada en palmas y plantas.

Psoriasis ungueal

La palabra ungueal hace referencia a las uñas, por lo que este tipo de psoriasis puede afectar indistintamente a las uñas de manos y pies. Cuando es la primera o única manifestación pueden realizarse diagnósticos erróneos de hongos.

Los síntomas más frecuentes de este tipo son piqueteado ungular, descamación por debajo de la uña o manchas amarillentas y poco definidas.

Psoriasis del cuero cabelludo

Es una de las formas más frecuentes y suele acompañarse con otras manifestaciones a nivel corporal. Cuando solo aparece en la cabeza y se presenta como una leve descamación del curo cabelludo puede confundirse con dermatitis seborreica o caspa.

Diagnóstico y tratamiento de la psoriasis

La psoriasis suele identificarse en personas entre os 15 y los 30 años de edad. Su diagnóstico puede realizarse solamente con una exploración de las lesiones aunque puede complementarse con una biopsia para confirmar.

Sobre el tratamiento, el convencional es costoso y con pocos o deficientes resultados. No existe ningún tratamiento curativo, por lo que la medicina convencional se centra en mejorar los síntomas y evitar extensión de la patología.

La psoriasis desde la medicina integrativa

La medicina integrativa, al valorar a la persona en su globalidad y prestar atención a sus particularidades, puede hallar pistas sobre los posibles tratamientos a seguir.

La acupuntura o el coaching nutricional pueden ser opciones a valorar, siempre teniendo en cuenta la visión y respuesta emocional del paciente.

Si precisas de mayor información no dudes en ponerte en contacto con nosotros sin compromiso.

Dra. Elena Bejarano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *