potenciar la capacidad de adaptación

Potencia tu capacidad de adaptación

La adaptación al cambio ha sido siempre una constante en nuestro día a día, una labor cotidiana que está muy ligada a nuestra predisposición genética para adaptarnos a las circunstancias del entorno que nos rodea en cada momento. En cambio, en ocasiones, ya sea por deseo propio o por imposición, puede resultar complicado amoldarse a todo lo nuevo. ¿Cómo podemos modificar esta situación y aumentar nuestra sensación de bienestar?

Adaptación es ser flexible, tener la mente abierta, ver que existen otras posibilidades distintas a las que hasta ahora se habían vivido. Es estar dispuesto a realizar los cambios necesarios en determinadas situaciones.

La llamada zona de confort

Seguro que has escuchado hablar, especialmente en los últimos tiempos, sobre la zona de confort y la necesidad de salir de ella para provocar cambios positivos en nuestra vida. Esta zona, donde nos sentimos cómodos y seguros (por ejemplo, una relación de pareja, un puesto de trabajo, una casa), se puede convertir en una zona que nos gusta pero con la que no estamos totalmente satisfechos y la cuál nos encantaría ampliar o cambiar. Pues bien, el poder de adaptación está estrechamente relacionado, y cuanta más capacidad de adaptarnos tengamos, más amplias serán nuestras zonas de confort, dejando a un lado las tensiones o situaciones que son reflejo del miedo que nos provoca salir de las zonas cómodas. Tengamos claro que nuestro primer instinto es resistirnos (y resignarnos) a una situación por miedo pero, ¿y si detrás de eso nos espera una experiencia enriquecedora? ¿Estamos dispuestos a dejarlo pasar?

El motivo de que los cambios tiendan más a tener resistencia que una predisposición a ellos es porque son hacia algo desconocido que no se sabe como puede acabar, sea bueno o malo. Pero un cambio en general no es necesariamente ni bueno ni malo, tan sólo diferente a lo que vivimos actualmente.

Dejar atrás la mente rígida

Una mente rígida se resiste a cambiar comportamientos y opiniones aunque la evidencia le esté demostrando lo contrario, por lo que hace que la capacidad de adaptación se vea resentida. Algunos de los indicios que nos pueden alertar sobre esta rigidez, y así poder trabajarla, es la necesidad de tenerlo todo bajo control, creencia de que solo existe una verdad absoluta, no tener en cuenta los matices de las situaciones, extraer conclusiones rápidamente, no querer escuchar opiniones diferentes, pensar que todo es culpa del exterior y que todo está en su contra.

Potenciar la capacidad de adaptación

Para lograr potenciar la capacidad de adaptación, y con ello comenzar a ser más flexible, es necesario abandonar antiguas costumbres y aprender nuevas. Para ello, es bueno que escuchemos a otras personas, nos interesemos por el entorno general, organicemos nuestras emociones, conozcamos nuestras habilidades y pongamos prioridad a las cosas. Es fundamental un crecimiento interno que siempre requiere su tiempo y que nos ayudará a saber cual es el momento adecuado.

Del mismo modo, no debemos desesperarnos cuando el cambio no llega, o cuando aún no estamos seguros, todo requiere sus pasos y, aunque puede que no veamos todavía el resultado esperado, ya si que está sucediendo algo en nosotros: crecemos y maduramos.

Haciendo todo esto, mejorando tu capacidad de adaptación verás tu bienestar y felicidad incrementado ya que conseguirás:

– Evitar el estancamiento.

– Crecer y aprender.

– Ser capaz de afrontar nuevas situaciones.

– Experimentar cambios positivos.

– Aceptar lo que no se puede cambiar.

– Evitar tropezar con la misma piedra.

– Disfrutar del momento, de las nuevas experiencias.

Si crees que necesitas mejorar tus habilidades, gestionar emociones o saber cómo afrontar los cambios, no dudes en consultar las terapias de nuestra Unidad Balance, un espacio dedicado al bienestar, la armonía y el equilibrio cuerpo-mente-espíritu. A través de los talleres que vamos realizando, ejercicios o la práctica de mindfulness, entre otros, podemos ayudarte.

Dr. Pere Gascon

Oncólogo y Director Médico at Clínica Omega Zeta
El Prof. Pere Gascón es en la actualidad Director del Laboratorio de Oncología Molecular y Translacional y, Consultor senior del Departamento de Hematología-Oncología en el Hospital Clínic de Barcelona. Está certificado por la American Board of Internal Medicine en Medicina Interna, Hematología y Oncología Médica.Se formó en la New York University Medical Center (New York), en los National Institutes of Health (NIH-Bethesda), y en laWashington University (St. Louis). Actualmente es oncólogo y Director médico de la Clínica Omega Zeta. En 1995 recibe el Laureate Award por la American College of Physicians.En 1998 es elegido entre The Best Doctors in America.
Dr. Pere Gascon

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *