miomatitis en el útero

Miomatosis en el útero: ¿En qué se basa este problema?

La salud del aparato reproductor y excretor femenino puede verse afectada por múltiples afecciones de diversa naturaleza, las cuáles pueden afectar no solo a su salud, si no también a su calidad de vida. Una afección común es la miomatosis en el útero o miomatosis uterina.

El Dr. Pere Gascón nos explica, en la Unidad de Ginecología Integrativa de Clínica Omega Zeta, experta en medicina integrativa, qué es la miomatosis en el útero, cuáles son sus causas y síntomas y cómo es posible prevenirla, diagnosticarla y tratarla.

¿Qué es la miomatosis en el útero?

La miomatosis uterina hace referencia a la aparición de miomas o leiomiomas en el útero, es decir, tumores en un 99% de los casos de tipo benigno.

Se producen por una proliferación alterada de las fibras musculares del miometrio, la capa muscular del útero, por lo que afectan a éste último, pero pueden aparecer en otras zonas del útero.

¿Cómo son los miomas y qué tipos existen?

Los miomas tienen una forma esférica y en ocasiones, ligeramente lobular. La mayoría no sobrepasan los 15 cm y poco peso, sin embargo pueden superar ese tamaño, llegando a pesar incluso varios kilos. El mioma más grande extirpado pesó 60 kg.

Se presentan separados del músculo por una capa de coloración más clara y según su localización podemos distinguir entre los subserosos, los submucosos (los menos frecuentes pero con más síntomas y probabilidad de malignizarse) y los intramurales (en el 55% de los casos). Miomas subserosos: Situados en la cavidad abdominal, componen cerca del 40% del total.

¿Cuáles son sus principales causas y factores de riesgo?

A pesar de que a día de hoy aún se desconocen las causas concretas que pueden originar la miomatosis en el útero, si se aprecian algunas tendencias y factores de riesgo.

Parecen estar relacionados con factores hormonales, concretamente con los estrógenos y con causas genéticas, las cuales pasamos a detallar:

  • La raza afroamericana tiene un 50% más de probabilidades de padecerlo frente al 25% de la raza caucásica.
  • La edad en que aparecen suele comprenderse entre los 30 y los 40 años, a pesar de que una de cada cuatro mujeres en edad reproductiva pueden manifestarlos. En el caso de que aparezcan en la menopausia podría valorarse una mayor posibilidad de que se tratara de tumores malignos.
  • Las personas obesas no solo tienen mayor probabilidad de presentarlos, si no también en mayor cantidad y tamaño.
  • Las mujeres nulíparas (que no han dado a luz) también son un sector de riesgo.
  • También aquellas mujeres que tienen antecedentes familiares de miomas, sobretodo en familiares de primer grado y aquellas con desórdenes hormonales durante la menstruación, o que contaron con una menarquia precoz.

¿Cuáles son los síntomas de la miomatosis?

Los miomas pueden ser totalmente asintomáticos, sin embargo algunos de los posibles síntomas que pueden producir son aumento de la cantidad o duración del sangrado menstrual, cólicos menstruales, dolor pélvico, anemia, fenómenos de compresión (sensación de presión abdominal, incontinencia urinaria, estreñimiento), abortos, infertilidad o esterilidad, o  dolor durante el coito.

¿Cómo podemos prevenir, diagnosticar y tratar la miomatosis en el útero?

Los miomas son difíciles de prevenir, sin embargo, además de tener en cuenta los factores de riesgo, destacamos que las mujeres con alta paridad (con 3 o más partos) tienen un 80% menos de probabilidades y que el uso de anticonceptivos orales combinados o inyectables, las reduce de 2 a 3 veces.

 En cuánto a su diagnóstico, los miomas se detectan mediante tacto vaginal o mediante ultrasonido. También se puede realizan mediante un estudio de rayos X o resonancia magnética.

Finalmente, su tratamiento suele ser observatorio, si no existen síntomas ni efectos graves, agregándose antiinflamatorios o terapia hormonal con progesterona para disminuir su tamaño, puesto que no desaparecen.

En pacientes con paridad realizada se recomienda extirpación del útero vía vaginal o abdominal, mientras que aquellas que en aquellas  desean un embarazo se puede realizar extirpación de estos tumores. 

Si deseáis mayor información sobre este u otros temas, así como sobre nuestro servicios, no dudéis en poneros en contacto con nosotros sin compromiso.

Dr. Pere Gascon

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *