maskné

Maskné: Todo sobre esta nueva forma de acné

Esta nueva situación nos ha enseñado muchas cosas nuevas y nos ha hecho replantear nuestro día a día y adaptarnos a nuevos hábitos. Uno de los más grandes cambios, pero también más necesarios, es el continuo uso de la mascarilla para poder protegernos de un posible contagio por SARS-CoV-2, el virus que causa la Covid-19. Sin embargo, esta nueva prenda que apenas nos abandona, tiene un efecto molesto, el maskné.

La Dra. Cristina Zemba, nos explica, en la Unidad de Dermatología Integrativa de Clínica Omega Zeta, expertos en medicina integrativa en Barcelona, qué es el maskné, por qué se produce, y cómo podemos actuar para prevenirlo y tratarlo.

¿Qué es el maskné?

El maskné, término por las palabras mask (mascarilla) y acné, hace referencia al acné que se produce por el uso de las mascarillas. Este tipo de acné, en la zona U (en nariz, contorno de la boca y barbilla), también es conocido como acné mecánico, acné del deportista o acné de fricción. Hasta un 83% de los profesionales que deben llevar mascarilla de forma habitual (como los sanitarios) lo padecen y estos datos están aumentando entre la población ante su actual uso masivo y obligatorio.

¿Por qué se produce?

El maskné se muestra como una serie de manchas, granos o espinillas que se inician por la fricción constante de la mascarilla con la piel y que produce el bloqueo de los folículos.

La piel tampoco está acostumbrada a este elemento, por lo que respira menos y las telas sintéticas pueden dañarla.

Además, dentro de la mascarilla se crea un microambiente por la respiración, y que genera calor, humedad y sudor en esta zona. Tanto esto como la respiración bucal, facilita la proliferación bacteriana, la segregación de grasa y la dilatación de los poros.

¿Cómo podemos prevenirlo y tratarlo?

Para evitar y tratar el maskné, debemos tener en cuenta que actualmente contamos con un elemento extraño, la mascarilla, y por ello debemos actuar también al respecto.

En primer lugar, antes y después del uso de la mascarilla es importante que nos lavemos la cara con agua y jabón, preferiblemente natural, de pH neutro o antiséptico. Así eliminaremos la posible suciedad que se halle en nuestra piel y evitaremos males mayores.

Tras el lavado, deberemos aplicar un hidratante que no sea graso, ya que así mantendremos la hidratación de la piel y reforzaremos su barrera natural.

También es importante optar por no maquillarse si se va a utilizar la mascarilla y de hacerlo, en poca cantidad y con productos adecuados para la tendencia acnéica.

Finalmente, es muy importante, siempre que sea posible, dejar a la piel respirar, y en todos los casos, nunca utilizar una mascarilla sucia o húmeda, o que ha sido utilizada por más tiempo del indicado.

¿Qué otras medidas podemos mantener para tener una piel bonita y saludable?

Una alimentación equilibrada y sana, unida a unos buenos hábitos de sueño y ejercicio físico, son también altamente beneficiosos para el cuidado de la piel. Asimismo, las actividades de relajación como la meditación reducen el estrés, uno de los factores más comunes tras el acné.

Si precisáis de mayor información acerca de cómo cuidar vuestra salud cutánea os recomendamos seguir los artículos de nuestro blog y os invitamos a consultar nuestras unidades terapéuticas y poneros en contacto con nosotros sin compromiso.

Dra. Cristina Zemba
Últimas entradas de Dra. Cristina Zemba (ver todo)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *