consumo lácteos

Los lácteos no son necesarios… Desmontando algunos mitos

1. EL CONSUMO DE LACTEOS ES NECESARIO PARA TENER UNOS HUESOS FUERTES.

El calcio de los lácteos se absorbe en un 32,1%, en cambio el calcio de:

– Brócoli – se absorbe un 61,3%

– Coliflor – 68,3%

– Col rizada – 49,3%

– Sésamo – 20,8%

Además, según una publicación de la EFSA en 2011: No se puede afirmar que la lactosa aumente la absorción de calcio.

 

2. El 70% de la población mundial tiene déficit de lactasa, enzima necesaria para descomponer la lactosa, lo que produce alteraciones digestivas: dolor abdominal, diarrea, flatulencia…

 

3. El 80% de las proteínas de la leche son caseínas. La beta-caseina tiene una fuerte relación con algunas patologías actuales como:

– La diabetes y la obesidad

– Las alergias o el acné

– El cáncer (de próstata, de mama en mujeres premenopáusicas y de endometrio en mujeres postmenopaúsicas)

– Las enfermedades degenerativas, cardiovasculares y enfermedades autoinmunes

Existen estudios que indican que una temprana introducción de los lácteos en los niños aumenta el riesgo de desarrollar asma y diabetes tipo 1.

 

4. El consumo de determinados alimentos aumenta los requerimientos de calcio:

– El consumo de sal refinada incrementa la pérdida de calcio urinario.

– El consumo de azúcar refinado reduce la densidad ósea e incrementa el riesgo de fracturas. Además aumenta los niveles de cortisol, hormona asociada al deterioro óseo.

– El aumento de la ingesta de proteínas causa un aumento considerable del calcio urinario. Parece ser que una dieta alta en proteínas (carne), aumenta la absorción intestinal de calcio, razón por la cual aparece más calcio en la orina sin que se vean alterados los marcadores óseos.

Se ha observado una pérdida de masa ósea en dietas altas en proteínas en ancianos varones.

 

5. NO HAY EVIDENCIA CIENTIFICA QUE SOSTENGA QUE LOS LACTEOS TIENEN AGUN BENEFICIO SOBRE LA SALUD OSEA.

La calidad ósea depende de muchos factores, como la situación hormonal, el ejercicio físico, la vitamina D (exposición solar), la vitamina K, el magnesio, el consumo de azúcar, harinas refinadas y sal refinada.

 

6. LOS MEJORES LACTEOS

Si nos apetece consumir lácteos esporádicamente por placer, elegir lácteos fermentados (quesos semicurados o kéfir) porque la lactosa está transformada y la proteína predigerida, ecológicos, y mejor de cabra o de oveja porque tienen una proteína más parecida a la humana.

 

7- SUSTITUTOS DEL CALCIO

1 vaso de leche =

– 1 plato grande de brócoli,

– cucharada sopera colmada de sésamo integral,

– 2 platos de garbanzos,

– 4-5 puñados de almendras a mano cerrada,

– 1 cucharada de postre de algas.

 

Si deseas más información sobre nutrición, en Clínica Omega Zeta, especializados en Medicina Integrativa en Barcelona, ponemos a tu disposición la Unidad de nutrición integrativa y coaching nutricional. No dudes en consultarnos.  

 

Artículo redactado por: Dra. Marta González-Corró. Medicina Integrativa, Nutrición y Psiconeuroinmunóloga. Unidad PNIE.

Dra. Marta González

Medicina Integrativa, Nutrición y Psiconeuroinmunóloga. Unidad PNIE at Clínica Omega Zeta
Nacida en Barcelona, la Dra. Marta González–Corró es licenciada en Medicina y Cirugía General por la Universidad de Barcelona. Cuenta con un máster en Nutrición y Alimentación por la Universidad de Barcelona, es terapeuta PraNeoHom por el Instituto PraNeoHom en Barcelona y está postgraduada en Psiconeuroinmunoendocrinología y Nutrición Ortomolecular por la Universidad de Barcelona.

Es Coach certificada por la EEC (Escuela Europea de Coaching) y por la CEFOC (Centro Europeo de Formación en Coaching Estructural).

Actualmente, trabaja como médico integrativo en la Clínica Omega Zeta.
Dra. Marta González

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *