linfoma

Linfoma: ¿Qué es y cómo es su tratamiento?

El cáncer se halla entre las patologías que perjudican a más personas. Un tipo de cáncer es el linfoma o Linfoma No-Hodgkin (LNH), cuyo Día Mundial se reconoce cada 15 de septiembre. De acuerdo con la Red Española de Registros del Cáncer (REDECAN) este afectó a más de 9082 personas en toda España en 2019, y su incidencia crece exponencialmente junto al aumento de la esperanza de vida.

El Dr. Pere Gascón, reconocido oncólogo y director médico de Clínica Omega Zeta, nos explica, en la Unidad de Oncología Integrativa de nuestra clínica, experta en Medicina Integrativa en Barcelona, qué es el linfoma, cuáles son sus síntomas, y cómo puede diagnosticarse y tratarse.

¿Qué es un linfoma y cómo se produce?

 El linfoma, como su nombre sugiere, es un tipo de cáncer que afecta al sistema linfático, el sistema que tiene como función producir y transportar la linfa, ayudando al sistema inmune.

El sistema linfático produce dos clases de células indispensables para la inmunidad, los linfocitos B y los linfocitos T.

Los linfocitos B, generan proteínas (anticuerpos) destinadas a batallar contra los posibles virus y bacterias que nos amenacen. Por su parte, los linfocitos T se dedican a terminar con los gérmenes y las células anómalas del cuerpo, o gestionan la actividad de otras células del sistema inmunitario.

El tejido linfático está en muchas zonas de nuestro cuerpo, en los ganglios linfáticos (ubicados en el tórax, la pelvis y el abdomen), en los vasos linfáticos, la médula ósea, el timo (un pequeño órgano que se ubica entre la cara interna del esternón y el corazón), las adenoides y amígdalas, o el tracto digestivo. 

Este cáncer se produce por un crecimiento anómalo de las células de este tejido y un mal funcionamiento de los linfocitos.

¿Cuáles son sus causas o factores de riesgo?

La causa tras la aparición del linfoma aún se desconoce, sin embargo, se han detectado varios factores que pueden aumentar el riesgo de padecerlo:

-Edad superior a los 60 años.

-Sexo masculino.

-Presencia de infecciones bacterianas (como por ejemplo el Helicobacter pylori).

-Virus como el de Epstein-Barr (Mononucleosis).

-Inmunodeficiencia.

-Trastornos inmunes.

-Haber tenido un trasplante de órganos o implantes estéticos.

-Antecedentes personales o familiares de cáncer.

-Exposición a sustancias químicas o radiación.

-Sobrepeso y/o dieta rica en grasas y carne roja.

¿Cuáles son los síntomas del linfoma?

Algunos síntomas que pueden indicar la presencia de un linfoma son los siguientes y pueden variar dependiendo de la región afectada:

-Hinchazón de los ganglios linfáticos.

-Fiebre.

-Tos, dificultad para respirar.

-Pérdida de peso anormal.

-Sudoración intensa por las noches.

-Náuseas y/o vómitos.

-Dolor abdominal

-Estreñimiento.

-Pérdida de apetito.

-Fatiga.

Si afecta al cerebro pueden aparecer convulsiones, pérdida de concentración e incluso cambios de personalidad.

¿Cómo es su diagnóstico y tratamiento?

En primer lugar se realizará un estudio del historial clínico del paciente y se valorarán los síntomas referidos. Tras esto, el especialista realizará una exploración física y examinará los ganglios linfáticos en busca de una infección.En lo referente al

Si se sospecha que no existe esta, el médico recurrirá a toma de biopsia del tejido además de biopsia de la médula ósea, unida a pruebas de diagnóstico por imagen como la tomografía computarizada o la resonancia magnética.

En lo referente a su tratamiento, este dependerá de la localización y el estadio del cáncer. Los diversos abordajes que pueden llevarse a cabo, de manera individual o conjunta son la quimioterapia, la radioterapia, la inmunoterapia y la terapia dirigida con fármacos.

Asimismo, desde la medicina integrativa se pueden realizar tratamientos de apoyo, basados en la mejora de los síntomas del paciente. Además, también puede ser de ayuda para promover el apoyo emocional para cuidar del bienestar de este.

Si precisáis de mayor información sobre esta y otras enfermedades oncológicas, os recomendamos seguir los artículos de nuestro blog e informaros de cómo nuestro servicio de Oncología integrativa puede contribuir a su cuidado. Asimismo, os invitamos a poneros en contacto con nosotros sin compromiso.

Dr. Pere Gascon
Últimas entradas de Dr. Pere Gascon (ver todo)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *