lavado de manos

Lavado de manos: La historia tras este gesto

Lo del lavado de manos es algo que hoy en día tenemos muy en mente, sin embargo, este gesto no debe su origen e importancia a esta pandemia, sino que lleva realizándose desde hace mucho tiempo y es una de las principales medidas de profilaxis, puesto que ha salvado a miles de personas.

Con motivo del Día del Lavado de Manos, el 15 de octubre, el Dr. Pere Gascón nos explica, en la Unidad de Medicina Integrativa y Salud Integral de Clínica Omega Zeta, experta en medicina integrativa en Barcelona, la historia de este gesto, el por qué de su importancia y cómo realizar el lavado de manos correctamente. 

¿Cómo se descubrió la importancia del lavado de manos en la salud?

Al contrario de lo que pueda pensarse, el descubrimiento de la implicación del lavado de manos en la salud es bastante reciente, a mediados del siglo XIX, por el doctor húngaro Ingaz Semmelweis (1810-1865, Budapest), que primero fue rechazado por la comunidad científica del momento, y actualmente es considerado el padre del control de infecciones, siendo uno de los profesionales que más ha contribuido a la medicina y a la salvación de personas.

Su descubrimiento se dio cuando se encontraba en el apartado de obstetricia del Hospital General de Viena. En aquel momento, el servicio de esta especialidad que trata el embarazo, el parto y el postparto, se hallaba dividido en dos zonas, una, tratada por médicos y sus alumnos, y la otra por comadronas y sus alumnas.

El Dr. Semmelweis observó que mientras la mortalidad de las mujeres era de un 20% en la primera ala, en la segunda era de un 2%.

Tras sus observaciones y estudios Semmelweis formuló la hipótesis de que esto podía ser producto de que los médicos y sus estudiantes trataban cadáveres y directamente iban a tratar a las mujeres de esa ala, mientras que las comadronas solo trataban maternidad.

El doctor consideró que los médicos podían transportar lo que consideró “materia putrefacta”, por lo que hizo instalar un lavabo ante la sala de partos.

Ante esta acción, fue despedido y repudiado, sin embargo, a los pocos meses de implatar esta medida, la mortalidas descendió a la mitad hasta finalmente desaparecer.

¿Por qué es importante el lavado de manos?

Nuestras manos están en contacto con todo lo que nos rodea (superficies, objetos, animales, nuestra piel, alimentos…) que pueden estar llenos de microorganismos patógenos o sustancias nocivas. Por el contacto, podemos trasladarlas de un lado a otro, como en el caso anterior, y producir y facilitar infecciones. Por lo que el lavado de manos es una barrera protectora, una medida preventiva que consiste en eliminar estos organismos y sustancias antes de que puedan dañarnos.

¿Cómo debe ser el lavado de manos correcto?

Para que el lavado de manos sea correcto, es decir, para eliminar la mayor cantidad de elementos patógenos, este debe realizarse con agua y jabón, durante un período de tiempo más o menos prolongado (mínimo 30 segundos) y cubrir toda la superficie de las manos (uñas, dedos, espacio entre ellos, palmas y muñecas).

Fuera del baño, podemos lavarnos las manos con geles y soluciones hidroalcohólicas, pero es muy importante que estos tengan mínimo un 70% de alcohol para tener validez bactericida, fungicida y viricida.

Si precisáis de mayor información sobre salud, os recomendamos seguir los artículos de nuestro blog, y os invitamos a poneros en contacto con nosotros sin compromiso.

Dr. Pere Gascon
Últimas entradas de Dr. Pere Gascon (ver todo)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *