La Osteopatía

La Medicina Integrativa es un nuevo modelo de Medicina, que fusiona el uso de las terapias convencionales con las terapias complementarias más adecuadas. Una de estas terapias, quizás la que más auge está teniendo hoy en día, es la Osteopatía.

La Osteopatía se basa en que todos los sistemas del cuerpo trabajan conjuntamente, están relacionados, y por tanto los trastornos en un sistema pueden afectar el funcionamiento de los otros. No podemos separar el sistema osteo-muscular de los órganos, del sistema sanguíneo o nervioso. Todo está interconectado y un sistema depende del otro. Por eso, aunque enfoquemos más la terapia al sistema osteo-muscular el tratamiento es por tanto de tipo global porque un sistema regula al otro.

El tratamiento osteopático consiste en tratar las disfunciones de movilidad que se puedan encontrar en la columna vertebral, las articulaciones, el sistema muscular, el sistema nervioso, órganos, vísceras y el propio cráneo. Busca recuperar el equilibrio corporal perdido, reactivando sus mecanismos de auto curación para aliviar el dolor y restaurar funciones con diversas técnicas terapéuticas: manipulaciones articulares, técnicas de energía muscular, de movilización, estiramientos y masaje.

El tratamiento depende de una evaluación corporal completa, del tipo de lesión y del paciente. Ningún tratamiento es igual a otro y se debe seguir siempre un enfoque personal y único.

Dependiendo de la parte del cuerpo en la que se centran, hay diferentes disciplinas:

  • Osteopatía articular: Dedicada al restablecimiento del aparato músculo-esquelético y de la postura, centrándose en la columna vertebral y articulaciones.
  • Osteopatía craneal: Se centra en los problemas craneales y su influencia en el sistema nervioso central.
  • Osteopatía visceral: Enfocada a órganos y vísceras, mejorando la función a través de la movilidad y motilidad de los mismos.

Las patologías más características sobre las que actúa la osteopatía son ciáticas, lumbalgias, cervicalgias, tendinitis…y cualquier patología músculo esquelética. También es usual encontrar trastornos a nivel visceral como problemas digestivos, reflujo gastroesofágico, estreñimiento o alteraciones del sistema nervioso como migrañas, mareos o vértigos.

Durante la primera visita, el osteópata realiza el diagnóstico tomando en cuenta la historia clínica del paciente, la evaluación postural, la palpación y los tests de movilidad.

El tratamiento se realiza mediante suaves manipulaciones orientadas a aliviar el dolor, restaurar funciones y, en última instancia, promover la capacidad de curación del propio cuerpo.

Se utilizan un amplio abanico de técnicas (estructurales, funcionales, sensoriales) que respetan los tejidos y no van más allá de los límites que las estructuras del cuerpo nos pone.

El paciente, durante la mayor parte de la sesión es pasivo y permanece tumbado en la camilla. Sólo ha de colaborar con el osteópata generalmente mediante respiraciones.

La osteopatía sólo tiene contraindicaciones cuando el tratamiento seleccionado no es el adecuado.

1 comentario

1 Trackback

    Warning: call_user_func() expects parameter 1 to be a valid callback, function 'clinicaoz_custom_pings' not found or invalid function name in /usr/home/clinicaomegazeta.com/web/wp-includes/class-walker-comment.php on line 179

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *