La interacción de los alimentos y la histamina

La histamina, una molécula vital y necesaria, debe ser metabolizada correctamente con el fin de evitar trastornos de salud que pueden ser desde la aparición de migrañas hasta dolor crónico.

La histamina es una amina biógena que se forma en los alimentos, y se encuentra presente en todos los alimentos, ya sean de origen animal o vegetal. El problema aparece cuando existe una desproporción entre la histamina ingerida y la capacidad que tiene el organismo de metabolizarla, ya sea producido por déficit de DAO (DiAmino Oxidasa que se encuentra mayoritariamente en la mucosa intestinal) o del hígado, haciendo que pase al torrente sanguíneo y se produzca una acumulación en plasma y tejidos, apareciendo efectos y síntomas.

La sintomatología más destacada cuando existe un cúmulo de histamina en el organismo es migraña, fibromialgia, dolor crónico, dolores musculares, colon irritable, estreñimiento o diarrea, dolor de estómago, sensación de hinchazón, náuseas, trastornos cutáneos (piel seca, atópica, psoriasis, urticaria, picor, dermatitis, edemas), desajustes hormonales (molestias premenstruales, ovarios poliquísticos, infertilidad), sensación de cansancio injustificado o dificultad para la pérdida de peso.

Alimentos y la histamina

La aparición de estos síntomas no están ligados al consumo de un producto en concreto, sino que se basa en la asociación de varios. También puede ocasionarse por uso de medicamentos específicos, hongos, parásitos o factores genéticos. El primer paso para el tratamiento de la histaminosis es hacer una dieta baja en histamina.

Alimentos ricos en histamina

Entre otros:

– Pescado azul (especialmente en conserva) y marisco.

– Alimentos con gluten.

– Quesos y lácteos.

– Cerdo y embutidos.

– Alcohol.

– Café.

– Chocolate y derivados.

– Azúcares refinados y artificiales.

– Tomate, pimiento, berenjena, patata, espinacas y acelgas.

– Frutos secos.

Alimentos bajos en histamina

Entre otros:

– Pescado blanco.

– Verduras (excepto las mencionadas en el anterior punto).

– Legumbres (excepto garbanzos y soja).

– Carne blanca.

– Infusiones sin teína.

– Leches vegetales.

– Productos con espelta.

– Mijo, quinoa.

– Estevia, miel, azúcar integral.

Aparte de la dieta, normalmente se complementa con suplementos específicos. Si sufres alguna sintomatología no dudes en acudir a un especialista para que realice las pruebas necesarias para su detención y tratamiento. La Unidad PNIE de Clínica Omega Zeta, dirigida por Xevi Verdaguer, está a tu disposición.

Fuente: Xevi Verdaguer

Dr. Pere Gascon

Oncólogo y Director Médico at Clínica Omega Zeta
El Prof. Pere Gascón es en la actualidad Director del Laboratorio de Oncología Molecular y Translacional y, Consultor senior del Departamento de Hematología-Oncología en el Hospital Clínic de Barcelona. Está certificado por la American Board of Internal Medicine en Medicina Interna, Hematología y Oncología Médica.Se formó en la New York University Medical Center (New York), en los National Institutes of Health (NIH-Bethesda), y en laWashington University (St. Louis). Actualmente es oncólogo y Director médico de la Clínica Omega Zeta. En 1995 recibe el Laureate Award por la American College of Physicians.En 1998 es elegido entre The Best Doctors in America.
Dr. Pere Gascon

2 comentarios

  • Bon dia,
    Necesitaria saber ,com puc controlar histamina,estrogens…..etc.
    Ara que començo la menopausa!!!
    Tinc 48 anys,
    Quin tipus de visita amb vosaltres haig de tenir?
    Que val la primera vista?
    Bè,ja direu.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *